La leche ¿es realmente tan mala?

Uno de los artículos “best seller” en este blog es: La Leche, ¿Mala para la Salud? Diez Consecuencias de su Consumo, ( baste leer a la derecha de la página “lo mas leído de la semana”), sin embargo ¿que tan real puede ser?¿Así de mala es la leche? o por el contrario resulta otro mito dentro de las seudociencias.

El post es un resumen de un amplio artículo publicado por la revista dsalud.com  comienza con la siguiente afirmación “Los seres humanos somos los únicos en la naturaleza que ingerimos leche de otro animal y que, además, la seguimos tomando por muchos años al posterior período de lactancia”, (pueden encontrarlo acá el artículo original, he tenido que anonimizar el link para que no lo eliminen) la pregunta sería ¿porque?, la respuesta es más simple de lo que uno se podría imagina, simplemente porque los animales no son ganaderos; en cuanto a que es el único que bebe leche después de la lactancia, cualquier dueño de gato o de perro sabrá que esto no es cierto, mi felino por cierto se relame los bigotes cuando toma leche y hace tiempo que dejó la lactancia,  o que el hombre es el único que bebe leche de otra especie, bueno, han visto como perras, gatas, cerdas etc., en ocasiones adoptan crías de otras especies ¿y que les dan de comer?, pues claro, leche.

El ser humano domesticó a los vacunos hace unos 10,000 años y ello supuso una importante ventaja competitiva con respecto a las demás especies, puesto que con ello podía contar con alimentos ricos en nutrientes sin depender de los resultados inciertos de la cacería o la misma agricultura, si evolutivamente la leche fuera tan mala como lo pregona el artículo, la humanidad hubiera dejado de consumirlo desde albores de la civilización.

Si se revisa el extenso artículo lo primero que llama la atención es la enorme cantidad de referencias a diversos autores, lo que genera la sensación de cientificidad,  sin embargo esto resulta un truco muy viejo de las pseudociencias el cual consiste en la selectividad de la información recopilada, conocida como selección ventajosa (cherry-picking) , la realidad es compleja no unilateral, la tendencia de seleccionar solo la información que apoye lo que se quiere demostrar debería por si solo ser suficiente para desconfiar del contenido, si uno lee este articulo encuentra muchas referencias incompletas, difíciles de verificar, otras sacadas de contexto para reforzar la idea que los autores se proponen, casualmente muchos de “expertos consultados” resultan ser “gurús” en dietas veganas, vegetarianas e incluso promotores de ventas de “productos naturales” o best seller naturistas  (John McDougallJean SeignaletJane Plant etc), el comercio de productos naturales, vitaminas milagrosas, libros de dietas, resulta una industria millonaria por lo que resulta comprensible el interés por crear una necesidad de consumir estos productos, parte de esta estrategia comercial es crear miedo y temor a ciertos alimentos, ¿Qué la caseína se utiliza para fabricar pegamento? Habría que preguntarse de que esta hecho el engrudo (por si no lo saben de harina de trigo, maíz o yuca, esta lógica indicaría que también deberíamos de dejar de utilizar estos alimentos),

Todo exceso provoca consecuencias, lo saludable esta en tener una actitud más equilibrada en la vida, particularmente en la dieta, en ciertas condiciones la leche puede resultar no recomendable para algunas personas y aun así hay alternativas, alguien con el colesterol alto, sobrepeso o complicaciones cardíacas previa indicación de su médico puede ingerir leche descremada o semidescremada, en el articulo hace mención del proyecto China-Cornell-Oxford, el cual es un extenso estudio realizado a finales de los 70 y finales de los 80 en varias regiones de China los resultados hablan de la necesidad de revisar la alimentación típica de los países desarrollados con el excesivo consumo de grasas en detrimento de alimentos ricos en fibras, sus conclusiones son lógicas y razonables y no llegan al punto de sugerir suprimir el consumo total de la leche, siendo este un ejemplo de como se trata de descontextualizar alguna información sin dar mayores referencia para apoyar su propio punto de vista. En fin si realmente les interesa este tema pueden revisar Leche: mitos y realidades un artículo muy documentado, o también esta otra página Leche de vaca; lo que dice la ciencia

Be Sociable, Share!

2 comments for “La leche ¿es realmente tan mala?

  1. 28/12/2013 at 9:03 pm

    Esto es bastante tangencial pero aunque a los gatos les encanta la leche (una imagen con la que crecimos gracias a las caricaturas), no es recomendable que la tomen (http://bit.ly/JAOlmK). Sobre el resto del artículo, nada que agregar. Hay tanta información sobre cómo alimentarse y cómo no que es importante dedicar tiempo a tomar decisiones, y eso implica buscar argumentos y contraargumentos sobre lo que creemos es lo mejor. Tremendo trabajo.

    • 03/01/2014 at 8:02 pm

      Es de tomarlo en cuenta, como mi gato no me dice que le duele la panza cuando toma leche.. je, je.. gracias por el dato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.