La información Privilegiada en El Salvador caso Licitaciones de Salud

La información Privilegiada en El Salvador caso Licitaciones de Salud

Otro de los puntos que se trataron en la reunión de los profesionales del MPTIES con las autoridades de Salud fué el indignante manejo de las licitaciones en salud.

Periódicamente los hospitales y unidades de Salud del Ministerio, necesitan reciclar y renovar sus reservas de medicinas, asi como de dotar de los cuadros básicos de medicamentos a todas las instancias de salud, desde los primeros hasta los últimos niveles.

Durante estos 20 años anteriores hemos tenido el florecimiento de grandes cadenas de farmacias que están ligadas a laboratorios nacionales que han tenido crecimientos del orden de 30% anual desde la llegada al poder del primer presidente Arenero.

Incluso este ex-presidente es dueño de una de las droguerías mas grandes del país.

Resulta que al revisar los registros de las licitaciones se encontró todo en regla y de acuerdo con la ley lo cual podría catalogarse de una buena gestión de parte del Ministerio de Salud de los últimos 20 años, sin embargo al revisar a detalle y profundizar un poco en estas, los actuales titulares de salud se encontraron con muchas sorpresas (valga el eufemismo ya que esto era un secreto a voces), así que mas bien se encontrarón con la confirmación de varias “sospechas”.

Existe un amplio listado de droguerías que licitan al Ministerio de Salud,  pero curiosamente al aplicar un simple análisis de Pareto se percataron que mas del 70% de las licitaciones ganadas, se concentran en un aproximado de 12 laboratorios, de los cuales la mitad pertenece a familias de apellido Saca y la otra mitad a la familia Cristiani, lo cual “sorprendió” mucho a los investigadores.

Cuando el ministerio sacaba una licitación pública de medicinas, estas empresas tenian gente dentro del ministerio que les retroalimentaban con las propuestas rivales (precios, cantidades, condiciones, etc) para luego ellos mejorarlas en unos centavos o en mejores condiciones, con lo que podían “ganar” al ofrecer mejor precio que el rival.

Además se tenían repartido el mercado para no pelear mucho entre ellos pero algo se canibalizaban entre sí.

Otra de las cosas que hicieron fué desmantelar toda la estructura de laboratorios de calidad para el control de las medicinas que compraban, de este tema ya hablamos antes en otro post y las consecuencias que se dieron en la toma de citologías, pero el motivo de desarticular toda la capacidad de análisis químico del Ministerio era precisamente saltarse las condiciones de estricta calidad que deben tener los productos médicos de uso humano, con lo que los análisis se hacían mal y falseados para evitar devoluciones a las empresas mencionadas.

De esta forma algunas familias al tener información privilegiada, lograron obtener enormes beneficios económicos ganando las licitaciones del Ministerio de Salud, del orden de varios millones de dólares mensuales.

Baste decir que los grandes grupos farmacéuticos (droguerias, laboratorios, farmacias) propiedad de las familias mencionadas, venden mensualmente cada uno mas de 10 millones de dolares entre todas sus empresas asociadas entre distribución de las grandes casas farmacéuticas mundiales y los pingües beneficios que obtienen de sus laboratorios con medicina de baja calidad que les rinden márgenes de 200, 300 o mas por ciento y eso sin contar la cantidad de impuestos que evaden, mediante artilugios contables de los que hablaremos en alguna oportunidad.

La pregunta es: ¿Se habrán terminado estas prácticas Oligopólicas e ilícitas?

Habrá que esperar la información de transparencia que anuncia el Ministerio de Salud y vigilar.

 —–

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.