La industria del cine cae de rodillas ante los Hackers

Todo comenzó temprano el 24 de noviembre cuando varios empleados de Sony Pictures en Culver City, Los Ángeles, llegaron a sus puestos de trabajo, encendieron su computadoras y vieron que sus terminales no funcionaba el correo electrónico y en algunos monitores apareció un esqueleto con  un mensaje que decía: “Os hemos advertido, esto es solo el principio”, firmado por un supuesto grupo de Hackers llamado #GOP (Guardians of Peace), amenazaban además con hacer pública “toda la información interna” de la compañía si sus demandas no se cumplían.  Al día siguiente el grupo de Hackers insinuó que se trataban de empleados internos que pedían igualdad dentro de la empresa.
Sony Pictures y el FBI comienzan a sospechar que detrás de estos ataques se encuentra Corea del Norte y el 29 de noviembre se filtran en la red cinco estrenos de Sony Pictures entre ellos una nueva versión del musical “Annie”, la cual fue descargada ilegalmente por más de 200.000 personas en las primeras horas. “Fury”, la última película de Brad Pitt, fue descargada por más de 800.000 personas en dos días, “Still Alice” y otras dos películas que ni siquiera estaban anunciadas. Se comienzan a escuchar amenazas en torno a la película “The Interview” una comedia negra con alusiones y burlas en contra de Corea del Norte y de su líder Kim Jong-Un, que fue considerada por el país como “un acto de guerra” durante su filmación.
1 de diciembre. Los sistemas informáticos de Sony comienzan a funcionar “normalmente”, el FBI abre una investigación y es cuando comienza a filtrarse información interna de Sony en internet, como los sueldos de sus altos ejecutivos o algunas estrellas de cine.
2 de diciembre. Se publica delicada información confidencial en la red que involucra a todos los empleados de Sony y de miles de personas que de alguna manera tienen relaciones con la compañía. Como los números de Seguridad Social, que es como todos saben la identificación fiscal de un ciudadano en Estados Unidos y su documento personal más sensible. Sony ofrece un año de protección a todos sus empleados contra el robo de identidad. Se publica un documento de Excel con todos los sueldos de los 6.000 trabajadores de la compañía, incluyendo los de sus 17 altos ejecutivos,
4 de diciembre. Se distribuye información relacionada con la película The Interview, como los salarios de sus estrellas. También un guion inédito para un episodio piloto de la serie Breaking Bad.
5 de diciembre. Un nuevo mensaje de los hackers a los empleados de Sony amenaza con “erradicar” la compañía. Salen a la luz documentos financieros internos y en total 47.000 números de la seguridad social estadounidense. El grupo de Hackers #GOP no se conforma con eso y envía correos electrónicos amenazando a empleados y a sus familiares.
6 de diciembre. Corea del Norte niega estar detrás de los ataques. Pero los avalan como “una acción excelente” que podría haber sido llevada a cabo por sus seguidores y  declaran que es “una obra justa para acabar con el capitalismo americano“.
8 de diciembre. Un nuevo mensaje de los hackers exige la cancelación del estreno de The Interview y amenaza la privacidad de los ejecutivos de Sony. Esa noche, los hackers revelan en la red documentos de producción en los que aparecen datos personales de estrellas muy conocidas, entre ellos los nombres falsos que utilizan para proteger su identidad.  Lizard Squad anuncia que han tumbado PlayStation Network. Este grupo de usuarios ya es conocido por sus ataques a servidores de videojuegos como Xbox Live y World of Warcraft. Amenazan a las salas de cine que exhiban la película con “el recuerdo del 11 de septiembre del 2001”, lo que pone en alerta a estas y comienzan a negarse a presentarla en sus salas.
9 de diciembre. Los hackers publican el “log” completo del correo electrónico de una de las presidentas de la empresa, Amy Pascal. En un archivo de varios gigas. Entre sus correos se pueden leer comentarios racistas sobre las películas que le gustan a Barack Obama. También se publica todo el correo electrónico de Steve Mosko, presidente de Sony Televisión.
Se filtró como el productor Scott Rudin se refería a la Actriz Angelina Jolie como “una niñata malcriada con mínimo talento”, la conversación por correo entre Rudin y Amy Pascal, copresidenta de la compañía, haciendo comentarios racistas sobre las películas que le deben de gustar al presidente Barack Obama por ser afroamericano. Ambos han tenido que pedir disculpas en forma pública.
10 de diciembre. Comienza la revisión de los correos y se filtran durante varias horas conversaciones muy delicadas y vergonzosas de los diferentes directivos de Sony. Se publican ideas de Sony para proyectos a largo plazo, como una película con Capitán América y Spiderman.
17 de diciembre Sony anuncia la cancelación del estreno y la exhibición en cines de la película “The Interview” para evitar actos de terrorismo.


“En vista de la decisión de la mayoría de nuestros exhibidores para no mostrar la película The Interview, hemos decidido no seguir adelante con el lanzamiento teatral planeado para el 25 de diciembre. Respetamos y entendemos la decisión de nuestros socios y, por supuesto, compartimos completamente su supremo interés en la seguridad de sus empleados y sus visitantes.” Sony Pictures

Las consecuencias  han sido desastrosas, no tanto por la pérdida que significa la cancelación del estreno, o la filtración de las películas, o los escandalosos correos filtrados, el desastre viene porque el ciber terrorismo alcanzó sus objetivos y puso de rodillas a una enorme empresa, que es una de las mas grandes del sector cinematográfico, al FBI que no ha podido dar con los responsables, doblegó a las salas de cines que por temor obedecieron el mandato de los piratas y demostró que la seguridad es algo relativo, que todos los grandes gurús de seguridad informática no son mas que unos farsantes y el impacto económico y legal está aun por recibirse.

“Este fue un ataque único. Va a haber consecuencias legales por el daño a la reputación de mucha gente. Ahora mismo no podemos ni imaginar todos los efectos que van a venir de esto”, dijo Tim Ryan, ex agente del FBI, “especialista” en ciberseguridad y hoy director de la consultora Kroll en Nueva York.

http://www.omicrono.com/2014/12/el-ataque-sony-pictures-resumido-en-6-claves/
http://economia.elpais.com/economia/2014/12/12/actualidad/1418388813_451300.html

http://codigoespagueti.com/noticias/sony-pictures-michael-layton-ataque-cibernetico/

Be Sociable, Share!

1 comment for “La industria del cine cae de rodillas ante los Hackers

  1. Rentel
    19/12/2014 at 9:38 am

    Tal vez no me dé a entender muy bien, pero cuando vemos hasta dónde llega la tecnología, ya sea utilizada para el bien o el mal; no dejan de sorprendernos muchas cosas.
    Con los teléfonos de alta tecnología, y que por cierto a los 2 o 3 meses ya están obsoletos porque hay nuevos descubrimientos, es sorprendente todo lo que se puede hacer, al grado de que, como chiste, se dice que la gente se sorprende porque también “sirve para hablar”.
    Hay tantas aplicaciones que pueden descargarse. Me sorprende mi hijo, cómo a través de su celular puede descargar videos y trasladarlos de inmediato al televisor; revisar el tráfico; bajar música en segundos; dar los mensajes sólo con la voz, sin escribirlos; decir “papá” e inmediatamente me llama sin marcar mi número; hacerle preguntas al teléfono como por ejemplo ¿Cuántos goles lleva Messi? y enseguida en la pequeña pantalla aparecen los links relacionados.
    Ahora cualquier cipote de 17 años es capaz de meterse a obtener información del Pentágono, a pesar de sus multimillonarios sistemas de seguridad.
    Quizás todo lo que digo pueda resumirse a los famosos WikiLeaks por lo que es perseguido Julián Assange por hacer públicos miles y miles de archivos “top secrets” de los grandes países del mundo.
    Para concluir, y ya con “la cuñita política”. Es sorprendente que 5 cubanos hayan sido condenados hasta con 2 cadenas perpetuas por “actos de espionaje”. ¿Qué puede espiarse “a pie” que la tecnología no sea capaz de hacerlo?. No hay duda que esa fue una ridícula excusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.