La figura emblemática como excusa.

chedabui Sin haber militado jamás en ningún partido o cualquier otro tipo de entidad vinculada a la política partidaria, me ha tocado estar en medio de reuniones rutinarias y en algunos casos coyunturales, en el devenir de uno que otro  grupo u organización de este tipo, tanto de derecha como de izquierda, la mayoría de veces como observador involuntario y a pesar de mi estatus de “metido”, incluso en raras ocasiones,  por razones de amistad, se me ha invitado a asistir, siendo mi presencia “tolerada” y sin que afecte en nada el curso de los acontecimientos.

Estando en esta calidad de espectador, en alguna de esas veces, me ha tocado “vivir” tensos momentos, en los que por alguna razón se hacen cuestionamientos a miembros de la organización y he sido testigo de como estos, al defenderse, inician una serie de  invocaciones a  personajes  históricos o sentimentalmente relevantes dentro del movimiento, como si su simple mención activara un escudo protector contra todo mal.

De esta manera, he presenciado como se trae a colación , a veces sin que sea pertinente, al Che Guevara, citándolo o poniéndolo como ejemplo de incansable luchador revolucionario al cual se pretende humildemente emular, mientras se suelta la andanada de excusas respectivas.

Así mismo he visto y escuchado invocaciones a “nuestro Mayor Roberto D’abuisón”, firme defensor de la libertad y de los principios nacionalistas, seguido de los pretextos y subterfugios más inverosímiles, para evitar señalamientos o sanciones.

Esto no solo aplica para las organizaciones políticas, sino que para las de otro tipo: religiosas, juveniles, económicas, empersariales, etc.

El uso de la invocación a la figura histórica y sus virtudes sirve en todos estos casos como preámbulo muchas veces al intento de justificar lo injustificable, poniendo como escudo la inmaculada imágen de la sagrada figura en cuestión para eximirnos de toda culpa.

Supongo que debe ser un mecanismo dilatorio o distractor del verdadero meollo del asunto, cuando algo ha fallado, pero noto que es utilizado con cierta frecuencia en casi cualquier ámbito que tenga que ver con personas, grupos u organizaciones que requieran el cumplimento de actividades o la toma de decisiones delicadas y que a su vez cuenten con personajes que bordean el límite de lo mítico dentro del grupo.

¿Les ha pasado alguna vez?

Be Sociable, Share!

6 comments for “La figura emblemática como excusa.

  1. Soyapaneco
    24/11/2010 at 10:53 am

    ¿ que si me ha pasado alguna vez ?

    Debo reconocer que si.

    Un dia, alguien dijo «mi referente es Monseñor Romero …»

    Esta persona sabia muy bien que con eso me iba a desarmar cualquier tipo de argumentación racional, y yo cai, como mosca a la miel.

    Tiempo despues me di cuenta que no es cierto que su referente es Monseñor Romero; su referente es un par de presidentes por ahi, uno del norte y otro del sur; mas adelante inscribió a otro ex-presidente de suramerica como su referente.

    Debo reconocerle que ya no usa esa frase «Mi referente, es Romero»; ahora habla con mas soltura sobre su verdad; pero de que me puso zancadillas y yo cai como chonte, eso es cierto.

  2. Exgetal
    24/11/2010 at 12:30 pm

    A lo que te refieres Hunna, se conoce como culto a la personalidad:http://www.filosofia.org/enc/ros/culto.htm

    • Exgetal
      24/11/2010 at 12:31 pm
      • Exgetal
        24/11/2010 at 12:40 pm

        O sea que los ultra izquierdistas Salvadoreños deberían estudiar detenimamente las resoluciones del P.C.U.S. y su Comité Central (en caso de que aún exista algo llamado así) en todo caso para que se sacudan el lastre estalinista que cargan (llamense Trompudes, y otros…)

  3. 24/11/2010 at 2:11 pm

    Quizá seas huerfano de padre y madre…

    El ser humano, es un animal social y en la colectividad se aferra a ejemplos, buenos o malos,crea su mitologia,cree y sigue seres supremos,todopoderosos…
    El recién nacido, se aferra en busca de seguridad a la madre y al dar los primeros pasos a las manos de su madre o padre.
    Siempre fué asi, los colectivos politicos o de cualquier otra indole, tienen sus guias,sus lideres, emulan su ejemplo y abrazan su legado, cada quien desde su perspectiva ideológica.

    Los iconos que tu señalas, en politica y desde posturas contrarias, son un ejemplo,del potencial de las ideas y modelos sociales que cada uno buscaba, universal uno,empequeñecido el otro.

    La pregunta que deberias hacerte es porqué tu no tienes un referente o si tu constituyes uno y para quién?

    • 24/11/2010 at 3:45 pm

      No lo planteo en el sentido de que sea malo tener referentes o ejemplos a seguir, sino el uso que a veces le damos a su memoria para justificar o desviar la atención hacia nuestras falencias.

      Todos tenemos personajes a los que en alguna forma admiramos y buscamos emular en la medida de nuestras posibilidades y convicciones, pero algunas veces usamos mal esa imagen y reputación que ellos se ganaron con sus acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.