La delincuencia, la mendicidad y la enfermedad mental

Con este título pretendo abordar uno de los problemas fundamentales que atañen a nuestra realidad de países pobres y deshumanizados.

Mucho se ha dicho de la delincuencia como problema de la juventud, las maras y del crimen organizado, ligado a la drogadicción, a la falta de oportunidades, la falta de educación y las desigualdades económicas, pero también esta el problema de la mendicidad y la enfermedad mental que es muy palpable en El Salvador y en muchos paises del mundo.

Esto refleja la falta o falla en que ha caido el capitalismo con su avalancaha neoliberal. Este ha sido un problema de siempre en nuestros paises no es un problema coyuntural sino mas bien estructural, no del modelo sino del sistema.

En casi todas las esquinas de San Salvador se nos presenta este problema con gente limpiando parabrisas, gente marginada y con problemas psiquiatricos no atendidos por el Estado.

Llama mucho la atención que el alcalde San Salvador ande renovando parques y plazas desalojando vendedores que el único mal que hacen es ganarse la vida, pero con esto ya suma votos para las proximas elecciones entre quienes no sienten en carne propia lo que es hambre y el desempleo.

Si bien es cierto que esto es parte del crecimiento de la población vegetativa, esto no debería ser excusa para que los políticos hagan algo por toda esta gente.

El punto es que deberían hacer un acuerdo las instituciones como la Secretaria de Inclusión Social, El Ministerio de Salud, Policía Nacional Civil y el de Seguridad y Justicia y las alcaldías del Gran Salvador, para disminuir este grave problema.

Pero nos encontramos que un país imperialista como lo es los Estados Unidos presiona para que se de la renuncia del Ministro Melgar por estar invlucrado en cosas que ya son del pasado y que ellos se lo buscaron como es la muerte de los Marines en la Zona Rosa.

Un país que nos trata como su colonia o patio trasero no debe ser tomado en cuenta, eso es un irrespeto a nuestra soberanía.

De las masacres que ellos propiciaron entrenando al ejercito y finanaciando la guerra nada se dice.

Es necesario que nos replanteemos nuestros propios problemas no en base a las prioridades de dominación de un país que mantiene sometidos a tantos países metiendoles guerras y que mantiene el nivel de vida de los ricos de su país solo en base a una economía de guerra, al Complejo Militar Industrial.

Centrandonos en nuestra propia sociedad que no crea empleos, que es el pais mas vulnerable del mundo en cuanto a catástrofes naturales y uno de los mas volentos del mundo con armas por todos lados se puede decir que es un Estado en permanente estado de calamidad.

Uno no puede subirse a los buses tranquilamente sin el temor de ser asaltado, a que los motoristas no respeten a los ancianos, mujeres y estudiantes y los vendedores que si bien se ganan la vida de esa manera no interrumpan la tranquilidad, ademas que son discotecas ambulantes.

Volviendo al tema de los excluidos que andan divagando por las esquinas y durmiendo en las calles, los ricos de este país deben pagar mas impuestos para combatir esta pobreza urbana.

Ya se acercan las elecciones y nuevamente los políticos ofreceran en sus discursos electoralistas combatir esta pobreza, pero aquí las cosas siguen igual.

Bien decía Horacio Castellanos Moya en su novela “El Asco” que este es un país en el que la gente se diferencia por el que tiene carro y el que viaja en bus.

Deberíamos ser mas cuidadosos con el problema del transporte ya que es necesaria una solución integral que no solo se quede en meras promesas como las de Quijano el Alcalde de San Salvador con su Metrobus, mas que un metrobus, lo que necesitamos es resolver primero el problema de la pobreza y luego con la cooperación internacional y los impuestos de a la gasolina, construir un Metro como en las grandes ciudades superpobladas, proque nos hemos vuelto muy dependientes de ese combustible.

Para los violentos y criminales la carcel, para los drogadictos y enfermos psiquiatricos rehabilitacion, somos un país que se ha vuelto dependiente del petroleo, sin producir ni una gota de este eso si es un verdaro desajuste. Todos los ciudadanos estámos implicados en estos problemas lo que nos falta es coraje e imaginación.

Be Sociable, Share!

6 comments for “La delincuencia, la mendicidad y la enfermedad mental

  1. soila
    14/11/2011 at 8:59 pm

    Porqué nadie aborda el tema de la paternidad (y maternidad) irresponsable? Muchos “hombres” (mejor dicho machos), van por ahi, embarazando a cuanta incauta encuentran en su camino, y muchas mujeres dejándose embarazar por cualquiera. Después reclaman al gobierno que no les ayuda, y dicen “soy madre soltera”. Por Dios santo! es lógico, si no tengo suficiente para comer yo, mucho menos voy a tener para darle de comer a 4, 5 (y más) hijos.

    O es parte de los derechos humanos, traer hijos al mundo para mandarlos a pedir, o dejarlos tirados en la calle?

  2. Rentel
    15/11/2011 at 8:59 am

    ¡Excelente artículo! Lo peor es el cinismo de algunos políticos para engañar a la gente. El caso de …yó…yó…yó…Quijano diciendo que durante dos años y medio no hará desalojos de vendedores, es una vulgar mentira. Ahora anda trás los votos, pero si es reelegido, ya tiene un plan inmediato para hacer una persecución despiadada de vendedores ambulantes.
    Parece que no aprendemos la lección y siempre estaremos dando nuestro voto inconcientemente, o por una cachucha.

    • Claudia
      15/11/2011 at 9:53 am

      Me alegra que mencione a los politicos en este caso, el problema es que la gente cree en sus mentiras. No creo que el problema sea don Norman y los vendedores, mas bien como lo dice el aticulo es la falta de empleo, que no lo generaron los areneros y tampoco lo ha hecho bien este gobierno que a dos años y medio ya no ha cambiado ni un 1% la situacion como lo habia prometido.
      Para salir de la probreza hay que crear fuentes de trabajo, para crear fuentes de trabajo hay que tener seguridad y combate a la delincuencia y estas cosas no las tenemos.

      Ni modo hay que trabajar con los empresarios actuales que son los unicos que aunque mal son los que generan empleo, aunque mientras se les vea como el enemigo a vencer, vamos a pasar estos 5 años de gobierno de izquierda con un sabor de boca igual que el de derecha

  3. Sebaslott
    15/11/2011 at 9:59 pm

    Todo lo que usted dice es cierto, da pena ver como los políticos remodelan parques y prometen maravillas del primer mundo, cuando hay mucha gente que se beneficiaria con rehabilitación y alimento. Aca en San Marcos, el alcalde está remodelando el mercado, el cual tengo entendido le costará más de un millón de dolares, mientras que hay sectores con calles llenas de piedras y lodo, champas en el fondo de barrancos y la peor iluminación en las calles del municipio.

  4. raul fuentes
    16/11/2011 at 9:36 am

    Entiendo que hay un ley de Salud Pública para tratar a los enfermos mentales que deambulan por las calles, pero esta ley no se cumple. Sería bueno que para paliar este problema se le impusiera todavía mas impuestos a las bebidad alcohólicas y al tabáco. En cuanto al problema del Metro las soluciones casi siempre han venido de la derecha política que lo ha propuesto varias veces en sus campañas electorales y de parte de la izquierda, nada se menciona, esto es una falta de visión política de parte de esa fracción político-ideológica.

  5. raul fuentes
    14/10/2014 at 9:48 pm

    Volviendo un poco sobre el tema que trate en el artículo aqui pasan los años y por todos lados crece mas la miseria. Ahora ya son mas los mendigos y toda clase de excluidos (incluyo a los enfermos mentales) que van avanzando hacia las zonas residenciales. Este álgido punto sera un tema candente para el nuevo alcalde en el 2015, independiente de que bandera gane. No es que se quiera esconder ese problema, sino como lo menciono darle un tratamiento integral. El problema que se ha tornado como el mas grave en los ultimos quinquenios es el aumento de la pobreza y el desempleo. Asi como se van a resolver los problemas del llamado lumpenproletariado que tanto revuelo provoca no solo social sino tambien ideologica y políticamente. Ya a estas alturas ya me baje de la nube de construir un metro eso es imposible con la clase políticos (y habría que aclarar con los recursos con los que contamos de infraestructura y tecnología) que tenemos en este país, por lo cual es un asunto de la clase política el poner cartas en el asunto; y no digo nada del SITRAMSS, porque eso puede funcionar pero sera solo una solución a medias. Lo importante es volver la mirada al desheredado, al que lo ha abatido el infortunio y se ha quedado pobre y subalimentado, porque entre los jovenes y en todos los rangos etarios estos son el caldo de cultivo de la delincuencia organizada que hoy tanto nos abate. Cometi el error en el artículo de echarle toda la culpa a los Estados Unidos por el incidente con el político de izquierda pero esto de la injerencia es un mal menor ya que aqui no aprendemos, alguien tiene que venir a corregirnos y a ayudarnos. El verdadero punto esta en crear las condiciones económicas y sociales para un despegue. Los impuestos progresivos son un factor importante para generar ese crecimiento e ir creando oportunidades para todos. Ojala los empresarios esten dispuestos a pagarlos puntualmente, se estan jugando su propio futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.