La Brecha Salarial abre el abismo de nuestra autodestrucción social

Los empresarios de la ANEP se quejan amargamente de los impuestos, no quieren saber de aumentos salariales ni mejoras en las prestaciones para sus empleados, dicen que sus economías no dan para más, y estas apreciaciones son secundadas por los doctos economistas a su servicio, (no es que esté mencionando al canario tísico de don Claudio de Rosa), quienes afirman que las medidas del gobierno solo sirven para entorpecer al libre mercado que se auto regula solo y brinda prosperidad ilimitada si se le deja fluir sin interferir en su su cauce natural.

Una de las mayores mentiras de la empresa privada en general, es que sus mayores costos están en la Mano de Obra Directa o en los impuestos.

¡ES MENTIRA!

Los mayores costos de las empresas manufactureras están en las materias primas y en las comerciales en los productos manufacturados, pero después siguen los Gastos Indirectos que están inflados en su mayoría por los salarios ejecutivos, y más adelante las utilidades se ven mayormente afectadas por los Gastos, (administrativos, de ventas y Financieros) que a su vez son muy altos por los enormes salarios de los ejecutivos de alto nivel.

Esto se llama BRECHA SALARIAL

En España están preocupados por que tienen unas de las mayores brechas salariales de la comunidad europea (Los ejecutivos que más ganan ganan alrededor de 7 a 8 veces más que los empleados de salario mínimo (un poco mas de 1,000 euros al mes)

Por otro lado tenemos extremos como el de Londres, a donde están llegando a establecerse muchos millonarios extranjeros encareciendo la vivienda y todos los servicios adicionales con unas brechas de 273 veces de lo que tienen estos millonarios en relación a los mas pobres.

Pero estos son casos muy lejanos y ajenos a nuestro entorno, por lo que es conveniente mejor revisar nuestra realidad:

En nuestro país la brecha promedio máxima ronda entre 25 y 40 veces en los extremos máximos, por ejemplo revisemos una empresa media con unos 25 obreros, algunos jefes, subgerentes, gerentes y el dueño (CEO, presidente, Gerente General, etc.) (suponiendo además que es una empresa muy buena y que paga a sus obreros más del salario mínimo actual)

Llamaremos brecha al resultado de la división entre el salario del jefe o ejecutivo y el salario mensual del que menos gana, en este caso el obrero.

brecha1

La relación salarial entre los gerentes y obreros de este ejemplo, es que los primeros ganan entre 17 hasta 30 veces más que los obreros y en este caso la empresa gasta un estimado mensual de planilla de 47,250 dólares, dejo afuera prestaciones y otros gastos, para efectos del ejercicio quedémonos con estos datos en crudo.

Alguien que gane 8,000 dólares puede perfectamente vivir en este país con 5,000 o 6,000 dólares sin que su economía doméstica se vea tan perjudicada, por eso si nosotros replanteáramos las condiciones salariales en general y propusiéramos algo así como lo siguiente:

brecha2

Notamos que hemos reducido la brecha máxima de casi 30 a 19 (11 veces menos que en el primer escenario), hay que resaltar el hecho de que ahora estamos con 6 obreros y con un jefe más, sin que esto signifique un mayor costo de Mano de Obra, ya que incluso el costo total mensual de la nueva planilla es de 25 dólares menos que en el primer caso.

Incluso con 27 o 28 obreros, el Gerente General podría ganar los 6000 dólares, para no estar tan “pobremente pagado”, siempre mas gente y costos similares.

Con mayor cantidad de personal que trabaja de verdad para producir y un jefe adicional que supervisa en primera línea con lo que la empresa se volvería más eficiente en sus controles y en la productividad, además los obreros estarían ganando 205 dólares más, es decir, casi el doble, con lo que ganarían un salario digno que los tendría satisfechos y con un gran sentido de pertenencia y propiedad al ser parte de la empresa, cuidando su salario y a la misma empresa que les brinda bienestar, por otro lado los jefes y sub gerentes mantendrían sus sueldos ya que las brechas de estos puestos en realidad no son muy altas, solo se trata de replantear los salarios de los altos ejecutivos para que siempre tengan un buen salario por su trabajo, estudios y preparación, sin que sean obscenamente desproporcionados en relación al de los obreros.

Gastando menos se produciría más y ni el Gerente General, ni el Gerente financiero ni los demás Gerentes caerían en la pobreza.

Las brechas salariales que algunas de nuestras empresas manejan son mucho mayores que las de este ejemplo, y es claro que una brecha de 30, 50 o más solo crea las condiciones para que nuestro país sea caldo de cultivo de maras, delincuencia, narcotrafico y toda la serie de males que atacan a las sociedades injustas.

Los chicos prefieren mejor servir de vigías o de orejas de las maras y ganar 300 o 400 dólares mensuales que trabajar por 242.40 que gana el comercio como máximo salario mínimo o por los míseros 113.00 que se pagan por el salario agrícola.

Si el salario mínimo fuera de 400 a 500 dólares y la brecha salarial se redujera a 20 como máximo (lo cual aún es aberrante), no tendríamos tanto problema de delincuencia, ya que al disponer de dinero la gente mueve la economía local y el comercio informal crece, además de que crece el gran comercio, porque habría mas consumo y por lo tanto mayores ventas para estas empresas.

Además el estado tendría un poco mas de ingresos tributarios y no habría necesidad de poner mas impuestos.

Pero como los más ricos solo tienen visión de corto plazo y únicamente se enfocan en sus ingresos 30 o 50 veces mayores que el salario mínimo no ponen atención a la masa crítica que se está formando y en que se están convirtiendo los estratos mas desposeídos y cuando todo explote simplemente se irán del país pero sin posibilidades de seguir ganando dinero de esta manera, habrán destruido una nación gracias al egoísmo y la ambición.

Una sociedad así de excluyente como la que tenemos, no hace sustentable su entorno, únicamente va en camino a su propia autodestrucción.

Be Sociable, Share!

7 comments for “La Brecha Salarial abre el abismo de nuestra autodestrucción social

  1. Rentel
    14/05/2014 at 8:35 am

    Son los «empresarios» salvadoreños respaldados por «economistas» o en el peor de los casos por «analistas económicos», los que acuñaron la famosa frase de: «No están dadas las condiciones» cada vez que se habla de aumentos en el salario mínimo a trabajadores o la creación de nuevos impuestos a los que pueden pagar mas.
    Uno se pregunta: ¿Y cuándo estarán dadas las condiciones?. Para estos «chupasangre»…¡nunca!.
    Sería de preguntarles a estos «analistas económicos» como el tal «canario tísico» De rosa, (me ha hecho reir, Hunna), Héctor Vidal, Enrique Hinds, Luis Membreño, Rafael Castellanos y otros de poca monta; si pudieran vivir con el salario mínimo por lo menos 3 meses.
    Por Dios que se les enjuta el chiquirín de sólo pensarlo.
    No es justo que estos dizque empresarios; a quienes muchos champeros endiosan con aquello de que: «son los que nos dan trabajo», abusen de sus trabajadores casi al extremo de humillarlos, como el caso de los tales almacenes Simán en donde sus empleados salen a almorzar sentados en los andenes aledaños por falta de espacios; o el súper Selectos, en donde a los empleados les cobran 0.25 por usar los hornos de microondas para calentar su comida; y que parece que es en venganza porque dichos empleados no compran el plato de comida a por lo menos $2.50 dentro de los merenderos de los mismos supermercados.
    No hablemos del robo de las cuotas de ISSS, AFP’s que hacen muchos patronos; y el descuento del séptimo por llegar 10 minutos tarde aunque sea por causas justificables.

  2. Mau
    14/05/2014 at 10:55 am

    Este es un tema prohibido Hunna, aquí hacer análisis como el que estás planteando que le abre los ojos a cualquiera es marxista-ateo-comunista-bolivarianoyChavista, como dice la vieja momificada de la Evangelina Pilar del Sol.

    Cuidadito con tocar el tema del salario y menos de poner ejemplos con los salarios de los altos ejecutivos, ellos se preocupan por el bienestar del pueblo, invirtiendo sus capitales ganados honradamente, recibidos en «Saquitos», justamente para dar trabajo y bienestar al pueblo, que de otra manera estaría ocioso.
    Es mas que justo que se queden con la mayor tajada del trabajo del obrero, esas cosas de plusvalía relativa y absoluta sólo son disparates comunistas.

    Vade Retro Hunnapuh! Te va a decir la Evangelina y la Kalena de Velado.

  3. Ramoncin
    15/05/2014 at 8:11 am

    La lógica es perversa, la ambición desmedida los lleva a recetarse grandes sueldos para sangrar a las empresas, los gastos de vehículo, alimentación y gastos menores se los cargan a la empresa como atenciones a clientes, se reparten grandes bonos por metas alcanzadas, que no llegan a quienes sudaron la gota gorda para lograrlo.
    Y luego de esquilmar sus propias empresas, declaran utilidades mínimas para no pagar impuestos, porque todas las utilidades ya se las han comido.
    Hay empresas que facturan millones de dólares y apenas pagan unos mil dolares de IVA e impuesto de renta ridículo, porque tienen financieros especialistas en evasión fiscal, compran «IVA», a comerciantes inescrupulosos que «venden» IVA por servicios falsos y eso que el IVA no lo pagan las empresas, sino el pueblo, como alguna vez lo dijeron aquí mismo.
    Ejemplos de esas inequidades están generandos movimientos como el de este día en que la iniciativa #FastFoodGlobal, busca hacer conciencia y exigir mejores salarios para la industria mas explotadora del mundo, la de la comida Rápida: McDonalds, Pizza Hut, etc.
    Lo mas triste es ver a todos los areneros de champa justificando a sus patrones, dando un bochornoso ejemplo del malinchismo mas arrastrado.

  4. Anonimo
    15/05/2014 at 8:41 am

    El art. me parece una tremenda estupidez. Que manera de asignar salarios es esa? Está sugiriendo que los generales no se necesitan? Que basta con contratar o mejorar a la tropa y contratar mas caporales…..Por dios!!!!

    • Chepe
      19/05/2014 at 12:11 pm

      Ya saltó el primer arenero de champa a defender a sus patrones.

  5. Virtual
    19/05/2014 at 12:16 pm

    Pues curiosamente algunos economistas criollos ya están hablando de lo mismo.

    http://www.laprensagrafica.com/2014/05/17/stiglitz-el-precio-de-la-desigualdad

    Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001, viene de escribir el libro “El precio de la desigualdad” (2012) en una coyuntura en la cual no solamente académicos se han manifestado de este problema que está cada día cobrando mayor vigencia, pues a mayor desigualdad económica se argumenta que existe la tendencia a reducir el crecimiento económico de los países.

    • raul fuentes
      20/05/2014 at 9:45 am

      Excelente acotación virtual, hay que informarse sobre el punto que señalas al final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.