El triunfo del FMLN o la epistemología y la sociedad

En el origen de nuestras percepciones están los sentidos, los cuales a su vez se apoyan en el entramado del sistema nervioso, y principalmente del cerebro: órgano de la intelección. Ello implica por toda la fuerza que se impone ir de alguna manera desentrañando el engaño de las apariencias a las que pueden llevarnos este tipo de acciones, basados en los sentidos y la experiencia .

Si esto ha de situarnos por encima y aparte de toda construcción racionalista por el a priori de las categorías innatas per se, y de esta experiencia aunada al sentido común en cuanto este no es alienación de la realidad vista en si misma. Lo cual sería un desentrañamiento de lo que está oculto tras el velo de los sentidos y de ésta manera implicar el desvelamiento de la verdad como una base del contenido y juicios propios de la ciencia.
El caracter formal de la ciencia por un lado, y las características mismas de la sociedad capitalista, ha de llevarnos a ver de manera diafana un enfrentamiento de las colectividades y su conflicto por el otro lado. En este capitalismo tardío, en el cual los sujetos juzgan los ideales de perfeccionamiento natural y social. Tal y como es visto por los analistas y pensadores que tienen mayor fe en el progreso de la humanidad.
De esa manera el drama social de ricos y pobres en las sociedades y mundo, admiten, por su mismo bienestar: programas políticos y sociales en el cual los distintos actores sociales buscan beneficios, como en nuestra sociedad, basado en votaciones, para la construcción de sociedades mas justas y democráticas.
El entorno de posibilidades que busca eliminar los desajustes como la pobreza y la exclusión y de esta manera potenciar el desarrollo humano. Esto, a su vez considerado como bueno, es el producto fructifero de las acciones sociales, que a guiadas por un pensamiento claro aunque a veces complicado, es lo que vuelve mas virtuosos a los sujetos en el dar de si del devenir histórico de los pueblos.
El interés de clase es el argumento con el que se interpretan de manera Marxista la complejidad de la sociedad capitalista y es la metodología a su vez a estas altura del “estar” histórico del conocimiento y aún de la mera “doxa” u opinión en que se enfrentan los proyectos sociales.
Las distintas opciones vitales no solo nos plantea en las elecciones el tipo de gobierno que queremos y su oferta política, sino también el entramado estructural que queremos construir.
De alguna manera este conocimiento acumulado por los sujetos históricos individuales y colectivos en su praxis social, es lo que nos hace avanzar en un cierto paradigma o proyecto; la lucha de clases no es mas que un reflejo de esa escisión o división. La izquierda si quiere considerarse en El Salvador como la triunfante de las anteriores elecciones presidenciales, tiene que tomar muy en cuenta que lo nuevo no ha nacido aún, por lo cual hay una intensa lucha, y que es mas bien lo viejo lo que intenta imponerse como verdad por medio del engaño y lo engañoso, es decir lo que anteriormente mencionábamos como la alienación en este caso del pueblo que respalda con su voto a la derecha política.
Las acciones mismas del pueblo, por otro lado, han de hacer ver que este sujeto histórico ha guiarse por acciones de esperanza en la utopía, de una sociedad sin clases explotadoras, y del eliminar los males sociales como horizonte del que se desprende lo que se puede hacer dialécticamente en la totalidad concreta.
Por último, en la situación actual del país se debe luchar sin descanso por tener poblaciones sanas, productivas y rehabilitadas, no solamente en el discurso sino en la realidad. Y de alguna manera la guía de la lucha debe ser la eliminación de la explotación clasista y “plusvalía”, eso como proyecto de verdad y justicia, en lo que cabe a la constucción de la sociedad futura “socialista y democrática”.

Be Sociable, Share!

1 comment for “El triunfo del FMLN o la epistemología y la sociedad

  1. Juan D.
    18/03/2014 at 12:34 pm

    Muy de acuerdo como aproximación teórica, ahora bien ¿cómo hacemos para quitarle de la cabeza a la personas ese sentido liberal-capitalista que le dan a sus vidas?, que les ha permeado durante siglos. Como decís lo nuevo no ha nacido y ¿cómo hacer para que nazca?.
    Las ideas liberales campean por la izquierda, que se ha vuelto la garante de las libertades individuales y los nuevos derechos, sin que ningún teórico serio se haya pronunciado en contra de ese tipo de corrientes de pensamiento, que a la larga se está volviendo un triunfo real del capitalismo, al volver a la izquierda igual a la derecha, y dejar al pueblo sin alternativas a corto y mediano plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.