El terremoto de enero 2001. #13eneroSV

Eran casi las 12 del mediodía y nos encontrábamos en la 7a. planta del edificio Scan en la colonia médica, esperando unas pizas que habíamos pedido para hacerle la despedida de un compañero cuando la secretaria comenzó a gritar:

– ¡Está temblando!

– Si! Calmense..que ya va a pasaaaaaa….¡Está temblando!

Y salimos todos en estampida hacia la puerta de salida de la pequeña oficina.

Por suerte alcancé a detenerlos en la entrada de la puerta y no cometimos el error de intentar bajar por las gradas, ahí pasé uno de los momentos mas angustiosos de mi vida, en medio de los gritos histéricos de la chica que dió el grito inicial, tratando de calmarlas a ella y a su hija de 9 años, diciéndoles que el edificio era antisísmico, que no se iba a caer, que ahí estábamos seguros.

Cuando de pronto se escuchó un fuerte crujido y las juntas de los páneles de las paderes se desmoronaron, el edificio está conformado deplacas prefabricadas y en las juntas hay yeso y mezcla para darle continuidad pero no es cemento, realmente está bienconstruido, así que parecía que se estaba desarmando y ahí creo que los espantosos y agudos chillidos que se escucharon provenían de mi garganta, pero «la socamos» como decimos los salvadoreños y nos quedamos ahí hasta que terminó.

Alcancé a cerrar y comenzamos a descender las gradas, viendo como habían caido trozos enteros del techo de las gradas al suelo, que de haber ido corriendo en medio del sismo hubieran golpeado seriamente a cualquiera de nosotros.

Cuando llegamos abajo, vimos a toda la gente en la calle mirando estupefactos al edificio que según nos contaron despues, se balanceaba fuertemente de un lado a otro y todo mundo gritaba aterrado:

– ¡Se va a caer!

Pero afortunadamente no pasó y aquí estamos contando nuestra aventura.

Fué una locura el tráfico que se armó inmediatamente despues y antes de irnos alcancé a reunir el suficiente valor para subir de nuevo y apagar los equipos, poner llave, probar si hablába a la casa e irnos.

Milagrosamente si pude llamar y pregunté si todos estaban bien, gracias a Dios así era y tranquilicé a mi gente respecto a mi y las personas que trabajaban entonces conmigo.

Luego nos fuimos cada uno a nuestras casas y ahí nos enteramos de la tragedia mayor en la colonia Las Colinas en donde parte del cerro aledaño se vino abajo sobre las casas causando una de las mayores tragedias humanas de los últimos tiempos.

Creo que entre los afortunados que logramos sobrevivir al sismo, todos tenemos una o mas historias respecto a este terremoto, unas tristes otras cómicas, pero ahora forman parte del inconciente colectivo de nuestra golpeada nación.

El edificio Scan «se fracturó» a la altura el tercer piso, recuerdo haber visto las columnas salidas y con algunos hierros salidos y quebrados,  yo tengo mis serias dudas de los arreglos que le hicieron por lo que dificilmente me harán entrar a él nuevamente.

Por la tarde de ese día recordé que habíamos pedido pizza y me quedó la duda de que si habrán llegado a dejarla…

Este día, a diez años del primer terremoto del 2001, recordamos a los que perdieron la vida y rendimos homenaje, a los que a riesgo de su propia integridad física, ayudaron en las labores de rescate por todo el país.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.