El papel de los EE.UU. en el desastre Haitiano

HAITI NO SE CONVIRTIO EN UNA NACION POBRE POR SU CUENTA- EL PAPEL DE LOS EE.UU DETRAS DEL DESASTRE.

Por Carl Lindskoog, AlterNet. Publicado 15 de enero 2010.

Traducido por BETOTRONIC.

Desde muchos años atras el subdesarrollo de Haití ha sido patrocinado por los Estados Unidos ya que la creacion de la inestabilidad política hizo que el gobierno de Haití estuviera mal preparado para responder a dicho desastre.

La trágica historia de Haiti está entrelazada con la historia de Estados Unidos. Al anunciar la respuesta de EE.UU. para el devastador terremoto de Haití, el presidente Obama señaló los vínculos históricos entre los dos países. Pero pocos estadounidenses saben cual es la triste historia.

En las primeras horas después del terremoto devastador de Haití, CNN, The New York Times y otras fuentes de noticias importantes adoptaron una interpretación común de la grave destrucción.

El terremoto de grado 7,0 fue tan devastador, ya que golpeó una zona urbana que era extremadamente superpoblada y muy pobre. «Casas construida en la parte superior de cada uno» y construidas por la gente pobre hizo que las edificaciones fueran para una ciudad frágil. Muchos años de subdesarrollo en el país y la inestabilidad política hizo que el gobierno de Haití estuvieran tan mal preparados para responder a dicho desastre. Es cierto. Pero eso no es toda la historia.

Lo que falta es una explicación de por qué hay tantos haitianos que viven en y alrededor de Puerto Principe y por qué tantos de ellos se ven obligados a sobrevivir con tan poco.

De hecho, incluso cuando se aventuró una explicación, a menudo fueron escandalosamente falsas, como el testimonio de un ex diplomático de EE.UU. en la CNN atestando que la sobrepoblación de Puerto Principe se debió al hecho de que los haitianos, como la mayoría de la gente del Tercer Mundo, no saben nada de control de la natalidad. Puede sorprender que los hambrientos periodistas estadounidenses en busca de noticias no estan aptos para aprender que en estas condiciones los medios de comunicación deben atribuir correctamente el aumento a los efectos de este tremendo desastre en gran medida al producto de las políticas estadounidenses y un modelo estadounidense que lidero por el modelo de desarrollo economico, industrial y agricola.

François Duvalier 1907-1971

Desde 1957-1971 los haitianos vivían bajo la oscura sombra de «Papa Doc» Duvalier, un dictador brutal que disfruto la proteccion de los EE.UU. un respaldo que fue visto positivo por los norteamericanos por ser un anti-comunista fiable. Después de su muerte, el hijo de Duvalier, Jean-Claude «Baby Doc» se convirtió en Presidente de por vida a la edad de 19 años y gobernó Haití, hasta que finalmente fue derrocado en 1986. Fue en los años 1970 y 1980 que Baby Doc y el gobierno de Estados Unidos y la comunidad empresarial trabajaron juntos para poner a Haití y la ciudad capital de Haití en camino de ser lo que fue el 12 de enero de 2010.

Te dejo a cargo mi negro...

Después de la coronación de Baby Doc, los planificadores estadounidenses dentro y fuera del gobierno de EE.UU. iniciaron su plan de transformar a Haití en la «Taiwán del Caribe». Este pequeño y pobre país ubicado cerca de los Estados Unidos recibió instrucciones de abandonar su pasado agrícola y desarrollar una robusta y orientada politica a las exportaciones del sector manufacturero. Esto, Duvalier y sus aliados se les dijo, era el camino hacia la modernización y el desarrollo económico. Desde el punto de vista del Banco Mundial y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Haití era el candidato perfecto para esta cirugía estética neoliberal. La pobreza arraigada de las masas de Haití podría ser usado para forzar a los bajos salarios de la produccion de pelotas de baseball, trabajos de costura y montaje de otros productos.

Sin embargo, la USAID tenia planes para el campo también. No sólo fueron las ciudades de Haití que se convertirian en bases de la exportación, pero también lo era el campo, con la agricultura de Haití también reformada a lo largo de las líneas orientadas a la exportación, basada en el mercado de producción. Para lograr esto la USAID, junto con los industriales y los grandes terratenientes urbanos, trabajó para crear las instalaciones agroindustriales, incluso en tanto que aumentaron sus prácticas de arrojar los excedentes de productos agrícolas de los EE.UU. en el pueblo haitiano.

Nous allons à Port-au-Prince

Esta «ayuda» de los estadounidenses, junto con los cambios estructurales en el campo era de esperar que obligaran a los campesinos de Haití que ya no podían sobrevivir a emigrar a las ciudades, especialmente a Puerto Príncipe, donde la fabricación de nuevos puestos de trabajo se supondria que era. Sin embargo, cuando llegaron allí se encontraron que no había trabajos de manufactura por mas que trataban de conseguirlos.

La ciudad se lleno de más y más gente. Las zonas de tugurios se fueron ampliando. Y para satisfacer las necesidades de vivienda de los campesinos desplazados, de forma rápida y viviendas de construcción baratas, estas fueron puestas, a veces poniendo casas directamente «en la parte superior de cada una». En poco tiempo, sin embargo, los planificadores estadounidenses y las élites de Haití decidieron que tal vez su modelo de desarrollo no habia funcionado tan bien como lo planificaron en Haití y lo abandonaron.

Las consecuencias de estos cambios encabezados por los Estados Unidos se quedaron para siempre. Cuando en la tarde y la noche del 12 de enero 2010 Haití experimento el horrible terremoto y la ronda tras ronda de réplicas y la destrucción fue, sin duda, enormemente agravada por el muy real hacinamiento y la pobreza de Puerto Principe y sus alrededores . Pero los estadounidenses sorprendidos por el desastre no pueden hacer más que sacudirse la cabeza y, con pena, hacer una donación.

Ellos pueden hacer frente a la responsabilidad de su propio país por las condiciones en Puerto Principe que multiplicaron los efectos del terremoto, y puedan reconocer el papel de Estados Unidos que en Haití hay que mantener el logro de un desarrollo significativo.

Para aceptar la historia incompleta de Haití ofrecidos por CNN y el New York Times que los haitianos no son los culpables por ser víctimas de un régimen que no era de su propia creación. Como John Milton escribió: «los que han puesto los ojos a la gente, les reprochan de su ceguera.»

Be Sociable, Share!

5 comments for “El papel de los EE.UU. en el desastre Haitiano

  1. Víctor
    15/01/2010 at 5:27 pm

    ¿Traducido?

  2. Hay que seguirles explicando...
    16/01/2010 at 10:27 pm

    ¡NO HAY MAS CIEGOS QUE LOS QUE NO QUIEREN VER!
    Hay que seguirles explicando…
    Hay que seguirles explicando…
    Hay que seguirles explicando…
    Hay que seguirles explicando…
    Hay que seguirles explicando…

  3. 17/01/2010 at 1:03 pm

    No me sorprende el racismo de los mensajes de arriba, ni la estupidez que contienen. Me sorprende que se soporte en este blog.

  4. Don Rafay
    17/01/2010 at 4:09 pm

    Que estupidos comentarios del Sr. Rafa, no creo que sea un adulto el que los puso, debe de ser un cipote o alguien con sindrome de down.

  5. 18/01/2010 at 8:33 am

    Eliminé unos comentarios racistas de una persona autodenominada como Rafa, como bien dice Carlos, no deben ser permitidos en este blog, libertad de expresión no significa libertad para inicitar al odio y la violencia. El racismo extremo y los comentarios que hagan apología de la violencia y el odio no serán bien recibidos.

Responder a Carlos Abrego Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.