El Monseñor Romero que yo conocí

El Monseñor Romero que yo conocí

Conocí a Monseñor Romero cuando apenas tenia 7 u 8 años en Santiago de Maria, Usulutan, cuando el era Obispo de esa Diocesis, yo era del Coro de Niños de la Iglesia Catedral. El era muy amante de tener un coro de voces con niños.  Me impacto mucho su figura sacerdotal a mi corta edad, ya que era, eso si gran amante de los niños. Después de la Misa  nos llevaba a  la  Residencia Episcopal a departir con nosotros, ahi nos regalaba gaseosas y galletas y cuando había alguna que otra golosina, pero eso si siempre se preocupaba porque esto no nos faltara, para el lo mas importante era que los niños se sintieran felices, que estuvieran contentos después de la faena de cantar en la Iglesia, en el  Coro  que  por cierto habia organizado una profesora que lo quería mucho, siempre le daba indicaciones a ella de que no le gustaban los coros con ritmo de cumbia, el creia que la música  sacra debería ser mas solemne. Esto contrasta con la musica que ahora le hacen en su honor donde hasta hay una cumbia de Moseñor Romero, se puede ver cuan poco lo conocieron.

Un día nos llevo a  la  ordenación de un sacerdote en su ciudad natal  Ciudad  Barrios en San Miguel, me acuerdo que era un dia  caluroso en  una zona calurosa, yo casi no soporte esa mañana.  Después ese sacerdote se hizo cargo de la parroquia de Santiago de María, pero  como senti el cambio, prácticamente  se habia hecho sacerdote sin vocación, con el tiempo me di cuenta que se salió  de la  orden eclesial.

A veces le preguntabamos los del coro después de la misa, cuando se quedaba platicando con nosotros: donde habia empezado a ser sacerdote y el nos decia que en Pasaquina, La Unión. Mi abuela que es originaria de ahí me contaba con cuanta alegria la feligresia esperaba al Padre Romero, porque  al  parecer  el no vivia ahí sino que llegaba de San Miguel donde vivía. Realmente la  imagen que tengo de el es la de una persona muy humilde y muy alegre, siempre estaba de buenos animos.

Todos conocemos la posterior historia de su conversión ya en la Arquidiocesis de San Salvador, pero ya antes de su conversión daba la imagen deser un beato, un santo una persona consagrada a Dios.
Cuando a los 11 años en una noche de marzo por eso de las 8 de la noche dieron la noticia en la radio de que lo habian asesinado, senti un estupor, casi no lo podia creer pero ya a esa edad sabia que matar en El Salvador de esa epoca era cosa de todos los dias.

No quisiera entrar en panegiricos porque mi intenciónes son mas bien anecdotica y conozco poco sus homilias, aparte de las frases mas divulgadas.
Pero creo que su conversión fue total a la causa de los pobres y oprimidos a quienes estaban masarando sobre todo si eran de las organizaciones populares. Así es que por eso creo que es el Salvadoreño mas Universal de nuestra historia y como lo dijo hoy el Presidente Mauricio Funes  el principal patriota de la historia de El Salvador

Be Sociable, Share!

7 comments for “El Monseñor Romero que yo conocí

  1. Patricia Romero
    22/03/2010 at 11:01 am

    Yo no le conoci, pero mi abuelita si le trato mucho pues le bordaba estolas ya que era primo de mi abuelito, le vine a conocer por su legado pastoral me toco ser catequista en una zona muy dificil, pero él era nuestro referente, lei mucho sus homilias y creo que el ya estaba transformado desde su sacerdocio, a quienes le atribuyen una conversion por la muerte del Padre Rutilio, pero en realidad esa valentia de aquel hombre-cristiano le vino de Jesús mismo, al ver tando dolor y eso solo se lo dio la vivencia pastoral, él era y será un pastor único de un pueblo que le quiso y quiere muchísimos, que sus palabras siguen vivas hoy en día por eso es un profeta pero sobre todo que nosotros los y las salvadoreñas que si queremos un país más justo debemos hacer dos cosas que lo dejo claro en su homilias se los comparto: 1.Humanizarnos: «Antes de ser un cristiano tenemos que ser muy humanos. Quizás porque muchas veces se quiere construir lo cristiano sobre bases falsas humanas, tenemos los falsos hombres y falsos cristianos» (Homilía 31 de diciembre de 1978).
    2.Luchar por la Justicia y al amor fraterno:»Cada uno de nosotros tiene que ser un devoto enardecido de la justicia, de los derechos humanos, de la libertad, de la igualdad, pero mirándolos a la luz de la fe. No hacer el bien por filantropía. Hay muchas agrupaciones que hacen el bien buscando aplausos en la tierra. Lo que busca la Iglesia es llamar a todos a la justicia y al amor fraterno» (Homilía 5 de febrero de 1978).
    Gracias por recordar a Monseñor Romero por su humildad y su vida sacerdotal.

  2. JUAN PUEBLO
    22/03/2010 at 9:34 pm

    Yo tenia 11 años cuando fue asesinado nuestro querido Monseñor, mi padre era el fan No 1 de Monseñor.
    No se perdia las homilias en las cuales NOS daba una porcion a cada uno.
    Lo fuimos a ver en Catedral, hicimos cola desde las 6:am y llegamos hata el feretro a las 14:00 horas, valio la pena mi padre no paraba de llorar, se puso mal del corazon (TENIA PROBLEMAS CARDIACOS), los boy scout y los «muchachos» me ayudaron a sacarlo,solo recuerdo que ellos andaban un liston rojo en el pecho(ME IMAGINO QUE PARA IDENTIFICARSE), y bajo sus camisas armados(ERA LOGICO), fueron bien amables con nosotros.
    Solo recuerdo las palabras de nuestro Obispo Martir:
    «Y si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño.»
    «La Iglesia no debe meterse en política, pero cuando la política toca el altar de la Iglesia. ¡A la Iglesia le toca defender su altar!»
    «También las circunstancias desconocidas pueden ser afrontadas con la gracia de Dios. Él ha asistido a los mártires y, si es necesario, lo sentiré muy próximo, al confiarle mi último suspiro. Pero más todavía que al enfrentarme con la muerte, necesitamos coraje al entregar toda la vida y vivir para Él.»
    «Si denuncio y condeno la injusticia es porque es mi obligación como pastor de un pueblo oprimido y humillado»
    El Evangelio me impulsa a hacerlo y en su nombre estoy dispuesto a ir a los tribunales, a la cárcel y a la muerte»
    Ningún soldado esta obligado a cumplir una ley en contra de la ley de Dios, pues una ley inmoral nadie tiene por qué cumplirla.
    Mi padre murio 3 años despues en 1984, solo recuerdo que me dijo que Monseñor fue un hombre «LIBRE» porquen como dijo Cristo…. «La verdad os hara LIBRES»

  3. luis
    23/03/2010 at 11:20 am

    En el Salvador tenemos a nuestro Martin Luther King, Gandhi,el mundo lo sabe…sólo aquí no por estar embebidos en una lucha de revanchismo, odio, alimentado siempre por las extremas, es realmente una pena en muchos espacios cibernéticos ver esta guerra de ideas sin sentido. Loor a quien loor merece. No es necesario un santo para ser inmortal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.