El mercado no es el malo de la película

elmalosl67

Leyendo el comentario de Jjmar sobre la apertura de una nueva ampliación a Plaza Mundo en Soyapango y de la visión que tienen algunos empresarios de seguir invirtiendo en El Salvador, ciertamente es importante destacar lo positivo que es tener esta postura, en lugar de una perspectiva cegada ideológicamente, o mas bien movida por intereses muy particulares.

El comentario desató la esperada lluvia de detractores que “encuentran contradicciones” entre «lo que este blog pregona” y el comentario de Jjmar, lo cierto es que este blog no pregona nada, solo presenta nuestras particulares opiniones respecto a temas nacionales, que no necesariamente coinciden entre los diferentes colaboradores del blog ni mucho menos con las de nuestros ideologizados amigos…¿o enemigos?…. bueno en realidad lo que sientan o piensen de nosotros, no interesa, igual son bienvenidos a externar su opinión. Incluso hemos tenido gente de derecha que nos aportó desde su propio punto de vista, las puertas jamás han estado cerradas a la diversidad de opiniones.

Regresando al tema, Plaza Mundo se encuentra en Soyapango, un municipio «rojo» de los pies a la cabeza, pero eso no impide que la gente pueda hacer negocios, los «comunistas» no han expropiado empresas, ni quitado niños a sus padres ni convertido en jabón a los viejitos.

Yo no creo que los mas recalcitrantes Areneros antigobierno mantengan esa posición inclaudicable contra el gobierno por mera convicción ideológica, posiblemente sus seguidores o militantes «pobres», es decir los que son Areneros sin tener propiedad sobre los medios de producción, si lo hagan, porque a ellos se les ha convencido con el fantasma del comunismo, del chavismo, del castrismos y con toda la pleyade de demonios económicos que durante décadas continuas de «educación permanente» de parte de nuestros medios masivos de comunicación, nos han brindado.

Estos pobrecitos, si se creen el cuento de que los cubanos son malos hijos del diablo, que los venezolanos son la nueva sucursal del infierno y que el fmln hizo pacto con «el mero cachudo» para apoderarse del país, pero en definitiva esto solo es una desafortunada situación mental que se cura con un poquito de educación e instrucción formal.

Los verdaderos Areneros antigobierno mantienen una acérrima opisición al gobierno, no porque se crean esas patrañas anticomunistas, sino por los privilegios que han perdido y que seguirán perdiendo en la medida en que se logre consolidar un estado de derecho, en la medida en que se hagan cumplir nuestras leyes, se elimine la impunidad y se castigue a los delincuentes.

El mercado por sí mismo no es el malo de la película, son los malos mercaderes son los que lo arruinan, por eso es vital y absolutamente necesario que el estado tenga una fuerte  intervención reguladora y auditora sobre el mercado, sin llegar a la nefasta estatización del mercado, porque se ha demostrado que al dejarlo a su antojo, se permite que estos malos mercaderes abusen del consumidor, irrespetando las reglas básicas del mismo mercado que dicen defender y al controlarlo por completo la actividad económica muere.

Eso lo vimos en el caso del frijol, que subió de precio por especulaciones de malos mercaderes, por eso vimos empresas constructoras que alcanzaron enormes cimas de utilidades, gracias a sus «conectes» con el estado, laboratorios de medicinas que se han enriquecido encareciendo a extremos obscenos los precios de los medicamentos en El Salvador.

Debido a la pérdida de los privilegios que les ayudaban a lucrarse en extremo, es que ahora luchan con todo lo que tienen a mano para evitar que estos cambios sigan.

Afortunadamente existen empresarios que no piensan de esta forma y cada vez mas personas están dejando de caer en este juego de choque de ideologías que polariza y divide al pais y hacen escuchar su voz.

Muchos de estos empresarios lo que quieren es un clima de seguridad, de estabilidad socio-política y de reglas claras que se cumplan, no que se están cambiando de la noche a la mañana para favorecer a unos pocos privilegiados cercanos al poder político, la parte ideologica se la dejan a los dirigentes y militantes de los partidos  que a decir verdad no representan quizá ni siquiera el 1 % de la población salvadoreña que aunque puede simpatizar con uno u otro partido, lo cierto es que….NO MILITA.

Be Sociable, Share!

3 comments for “El mercado no es el malo de la película

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.