El conocimiento de las cosas

known

Por Raul Fuentes.

Hablando de una manera en propio se puede decir que el sujeto cognoscente puede tener variadas formas de acceso a las fuentes de las que emana la realidad verdadera de las cosas en cuanto cognoscibles.

Para ello han habido muchos esfuerzos que recorren toda la metodología y el logos aunque suene redundante, en una especie de hermenéutica  de todos los pensadores de las diversas culturas y en especial de la de occidente, pero cabe la pregunta ¿Porqué este sujeto que aparenta caminar por una experiencia cierta y verdadera, en ciertos momentos de lo que es su realidad sea personal, social, histórica, se equivocan tan facilmente, haciendo las cosas mas complicadas y los errores mas grandes y menos soportables? Sino veamos el panorama social, en su mas amplio sentido,  que se ve en grandes proporciones de nuestro planeta.

Los seres humanos por necesidad como decía Aristóteles hemos tenido ese esfuerzo de conocer de manera verdadera la realidad, algo que nace de nuestros propios sentidos y que en nuestros días nos hemos armado de todo un enorme aparataje teórico, científico y tecnológico.

Pero en todo esto siempre se nos olvidan algunas cosas por lo cual nuestro conocimiento resulta falible, erróneo e impredecible o en el caso de las religiones de muy difícil acceso para la mente humana. Hay en todo esto no solo la realidad y los sentidos, los sujetos (intersubjetividad) que comparten conocimientos, sino además realidades antropológicas de las cuales poco conocemos como es nuestra propia estructura evolutiva y de nuestro cerebro.

Por ejemplo: la ya larga experiencia de los países que han servido de modelo para muchas culturas como es Europa, hoy pasan por una severa crisis en varios sino es en la mayoría de sus diversos países.

Que compararía con el mito de la caverna de Platón en la República. Hay síntomas de que algo ha salido mal en el modelo que se nos impuso por parte de las grandes financieras, o de que vamos a una nueva era pero que pocos saben en que consiste, la palabra clave es crisis.

Algo a lo que aquí en nuestro tercer mundo pobre estamos ya acostumbrados, pero que toque al mundo rico o  primer mundo ya es síntoma de que algo ha fallado a nivel mundial. Las situaciones calamitosas las dejaban para el resto de la humanidad, ahora eso se ha vuelto un lugar común.

Las cosas tienen su forma de aparecer y su verdadera realidad, para lo cual necesitamos un esfuerzo intelectual que esta dado por la educación, por la capacitación, a eso hay que atisbar a su esencia como diría Zubiri.

Toda la ya larga historia del pensamiento desde  los Pitagóricos hasta nuestros días, hemos avanzado en la cooperación al compartir nuestros conocimientos, eso significa que en algún grado hemos evolucionado.

Pero siempre han existido y no se si siempre existirán quienes se aprovechen del esfuerzo de otros  a la manera del Darwinismo de la «lucha por la existencia» o la selección natural.

Claro a contrapelo de todo eso los seres humanos con excepciones hemos sido muy cooperantes y altruistas, cosa que también previo Darwin en sus obras. Quisiera hacer un énfasis sobre otro autor que ha sido como el padre y el mas importante autor de la modernidad, este es Kant, porque para el caso que nos ocupa que es el conocimiento de las cosas, podemos decir que con su revolución copernicana en la metafísica nos ayudo a una comprensión mas certera de lo que es la realidad, sentando las bases de la ciencia en una especie de «síntesis» de todos los conocimientos acumulados, la reflexión esta basada en juicios a posteriori y a priori sintéticos unos, analíticos otros, nos llevo del fenómeno a  la realidad verdadera o noúmeno.

Para finalizar quisiera mencionar unas palabras que ya antes mencionadas pero que no pierden vigencia del escritor Mexicano Carlos Fuentes recientemente fallecido: que nos dice que en esta nueva realidad pluri-polar América Latina se ha quedado como el vagón de cola de occidente siempre al margen de la modernidad; región que ahora vive una burbuja democratizante reacción a las dictaduras del siglo XX y al intervencionismo de los Estados Unidos en la región. Se oyen voces hasta de izquierda marxista y reformista.

Por lo cual, es bueno siempre recordar de los maestros del pensamiento ha avanzar sobre el conocimiento de las cosas de la realidad de una manera verdadera. Y hacer un llamado a no dejarnos engañar por los políticos aún de los que menos creemos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.