Don Editorialista de El Diario de Hoy y el Náhuatl

Gracias a nuestro amigo PacoHuezo me enteré de un «pintoresco», llamémosle así para no dar rienda suelta a la indignación, artículo que Don Editorialista de El Diario de Hoy publicó hace algunos días y que tituló: Siete mil idiomas en el mundo: ¿Cuántos merecen conservarse?

En este artículo, don Editorialista no solo hace gala de ignorancia y poco sentimiento patriótico, sino de marcado desprecio por la cultura indígena.

Hace referencia a un cable noticioso en el cual anuncian que de los cerca de 7,000 idiomas o dialectos que se hablan en el mundo cerca de la mitad desaparecerá para las postrimerías de este siglo, lo que, afirma él, no será una tragedia, porque en muchos de estos casos apenas un centenar de personas los hablan y declara que este es el destino que el Náhuatl tiene, a pesar de los intentos de un funcionario «comunista», por intentar obligar a preservarlo al sistema educativo nacional.

Más aún llega al punto de esperar que junto con el Náhuatl, «…Dios mediante también se extingan los caites y los tapescos.»

Luego se pone ensoñadoramente a magnificar las grandes obras literarias en las «lenguas cultas» como el ingles, francés, italiano, español, incluso el latín como fuentes de aprendizaje de dichas lenguas.

No cabe duda de que a don Editorialista le encanta leer a Goethe en su idioma natal, seguramente prefiere leer a Dante en Latín que en italiano, y goza hasta el orgasmo cuando se sumerge hambriento al festín preparado por Anna Livia en el Castillo de Howth durante velorio de Finnegan, o era ¿Cuando el tal Finnegan se despierta? o ¿Cuando tiene hijos con ella?, en fin, don Editorialista en su vasta, inmaculada y cosmopolita cultura clásica, siente amplificado en sus órganos auditivos, el intolerable chillido de una hoja de metal contra otra al escuchar las «sucias e incultas» lenguas indígenas las cuales espera desaparezcan antes de que nos abandone en este cruel mundo y pase al siguiente nivel en su particular escala ascendente hacia su inevitable conversión en «Übermensch».

Pero los caminos del señor son inescrutables, hasta para los súper ho…eh…uh…editoralistas, para desgracia de nuestro bienquisto y dilecto amigo Don Editorialista de El Diario de Hoy; a quien por motivos de ahorro energético procederemos a llamar de ahora en adelante como «Don Edi»; el náhuatl pipil es tan solo uno de tantos dialectos de la lengua Náhuatl que significa «sonido claro o agradable», no para Don Edi claro está.

El Náhuatl es lo que se conoce como un «Macrolenguaje», es decir un lenguaje que tiene muchos dialectos y variantes, no necesariamente de entendibles entre si, que es usado por mas de millón y medio de personas, en sus diversas variantes desde México hasta Nicaragua, considerando que se ha expandido hacia algunas comunidades en Canadá y Estados unidos que por razones de movimientos migratorios lo han empujado hasta estos paises.

Es original de América, difundido principalmente por los Aztecas en la región «mesoamericana»,  y fue sistemáticamente aniquilado por los españoles durante la conquista, colonización y evangelización de nuestros países.

Es una lengua rica y sonora, propia para la poesía, que fue cultivada con esmero, enseñada en academias Aztecas y preservada por sacerdotes y poetas, cuyo trabajo era precisamente «ensartar palabras bellas», para crear estructuras poéticas como la siguiente:

Itlatol temiktli

Auh tokniwane,
tla xokonkakikan in itlatol temiktli:
xoxopantla technemitia,
in teocuitlaxilotl, techonitwuitia
tlauhkecholelotl, techoncozctia.
¡In tikmati ye ontlaneltoca
toyiollo, toknihuan!

Sueño de palabras

¡Amigos, favor de oír
este sueño de palabras!:
en tiempo de primavera nos da vida
el áureo brote de la mazorca:
nos da refrigerio la roja mazorca tierna,
pero es un collar rico el que sepamos
que nos es fiel el corazón de nuestros amigos.

Tecayehuatzin
Cantares mexicanos

A pesar de la imposición del Español en nuestras tierras como lengua oficial, muchas comunidades en México, lo han seguido hablando y en nuestro país, logró sobrevivir, aunque el etnocidio ordenado y dirigido por el General Maximiliano Hernández Martínez contra las comunidades pipiles del occidente de la república, casi acabó con la raza, y la lengua juntas. Los sobrevivientes han logrado preservarlo a duras penas, quedando realmente en el rango de unas cuantas decenas, las personas náhuatl hablantes y van en franca disminución.

Pero no todo es tragedia, afortunadamente se dan esfuerzos supremos como los de nuestro amigo Alex Tepas, quien incluso ha compuesto canciones en Náhuatl como la que publicamos en primicia aquí en el blog:  Tatuani Metzaliz Principe natal. http://hunna.org/tatuani-metzalis-prncipe-natal-cancin-nahuatl/

En Panchimalco operan algunas escuelas de Nahuatl, conozco un par de jovencitas que lo están aprendiendo y gracias a iniciativas como la de la Universidad Don Bosco y el Ministerio de Educación que ha establecido una oficina de la lengua náhuatl en la Casa de la Cultura de Izalco, conocida como Tajkwiluyan ipal ne Taketzalis o TIT y brinda apoyo a varias escuelas en las que se enseña Náhuatl prácticamente solo con el apoyo del proyecto y hasta que este gobierno le apostó al rescate de la lengua pipil es que se ha movido un poco las iniciativas en este sentido.

http://www.laprensagrafica.com/el-salvador/social/160836-tiknekit-timumachtiat-ne-nawat-queremos-aprender-nahuat

Gracias a Don Edi, se me ha despertado nuevamente la necesidad de dar vida al proyecto original que llevó a la creación de este su humilde blog, es decir el rescate de la lengua pipil – náhuat, solo para decirle con toda propiedad:

Melémet!
Tetegía téi angiciutíuit!

Y sabemos que nuestra rica pero moribunda lengua tarde o temprano fenecerá como bien lo dice, pero para entonces don Edi no será ni siquiera polvo sino una mancha negra en el alma de nuestra tierra que no solo aguanta con cualquier miasma asquerosa, sino que la reconvierte en algo productivo, tierra fértil para alimentar descendientes de nativos americanos que hablen Náhuatl.

Be Sociable, Share!

9 comments for “Don Editorialista de El Diario de Hoy y el Náhuatl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.