Don Editorialista de El Diario de Hoy y el Náhuatl

Gracias a nuestro amigo PacoHuezo me enteré de un “pintoresco”, llamémosle así para no dar rienda suelta a la indignación, artículo que Don Editorialista de El Diario de Hoy publicó hace algunos días y que tituló: Siete mil idiomas en el mundo: ¿Cuántos merecen conservarse?

En este artículo, don Editorialista no solo hace gala de ignorancia y poco sentimiento patriótico, sino de marcado desprecio por la cultura indígena.

Hace referencia a un cable noticioso en el cual anuncian que de los cerca de 7,000 idiomas o dialectos que se hablan en el mundo cerca de la mitad desaparecerá para las postrimerías de este siglo, lo que, afirma él, no será una tragedia, porque en muchos de estos casos apenas un centenar de personas los hablan y declara que este es el destino que el Náhuatl tiene, a pesar de los intentos de un funcionario “comunista”, por intentar obligar a preservarlo al sistema educativo nacional.

Más aún llega al punto de esperar que junto con el Náhuatl, “…Dios mediante también se extingan los caites y los tapescos.”

Luego se pone ensoñadoramente a magnificar las grandes obras literarias en las “lenguas cultas” como el ingles, francés, italiano, español, incluso el latín como fuentes de aprendizaje de dichas lenguas.

No cabe duda de que a don Editorialista le encanta leer a Goethe en su idioma natal, seguramente prefiere leer a Dante en Latín que en italiano, y goza hasta el orgasmo cuando se sumerge hambriento al festín preparado por Anna Livia en el Castillo de Howth durante velorio de Finnegan, o era ¿Cuando el tal Finnegan se despierta? o ¿Cuando tiene hijos con ella?, en fin, don Editorialista en su vasta, inmaculada y cosmopolita cultura clásica, siente amplificado en sus órganos auditivos, el intolerable chillido de una hoja de metal contra otra al escuchar las “sucias e incultas” lenguas indígenas las cuales espera desaparezcan antes de que nos abandone en este cruel mundo y pase al siguiente nivel en su particular escala ascendente hacia su inevitable conversión en “Übermensch”.

Pero los caminos del señor son inescrutables, hasta para los súper ho…eh…uh…editoralistas, para desgracia de nuestro bienquisto y dilecto amigo Don Editorialista de El Diario de Hoy; a quien por motivos de ahorro energético procederemos a llamar de ahora en adelante como “Don Edi”; el náhuatl pipil es tan solo uno de tantos dialectos de la lengua Náhuatl que significa “sonido claro o agradable”, no para Don Edi claro está.

El Náhuatl es lo que se conoce como un “Macrolenguaje”, es decir un lenguaje que tiene muchos dialectos y variantes, no necesariamente de entendibles entre si, que es usado por mas de millón y medio de personas, en sus diversas variantes desde México hasta Nicaragua, considerando que se ha expandido hacia algunas comunidades en Canadá y Estados unidos que por razones de movimientos migratorios lo han empujado hasta estos paises.

Es original de América, difundido principalmente por los Aztecas en la región “mesoamericana”,  y fue sistemáticamente aniquilado por los españoles durante la conquista, colonización y evangelización de nuestros países.

Es una lengua rica y sonora, propia para la poesía, que fue cultivada con esmero, enseñada en academias Aztecas y preservada por sacerdotes y poetas, cuyo trabajo era precisamente “ensartar palabras bellas”, para crear estructuras poéticas como la siguiente:

Itlatol temiktli

Auh tokniwane,
tla xokonkakikan in itlatol temiktli:
xoxopantla technemitia,
in teocuitlaxilotl, techonitwuitia
tlauhkecholelotl, techoncozctia.
¡In tikmati ye ontlaneltoca
toyiollo, toknihuan!

Sueño de palabras

¡Amigos, favor de oír
este sueño de palabras!:
en tiempo de primavera nos da vida
el áureo brote de la mazorca:
nos da refrigerio la roja mazorca tierna,
pero es un collar rico el que sepamos
que nos es fiel el corazón de nuestros amigos.

Tecayehuatzin
Cantares mexicanos

A pesar de la imposición del Español en nuestras tierras como lengua oficial, muchas comunidades en México, lo han seguido hablando y en nuestro país, logró sobrevivir, aunque el etnocidio ordenado y dirigido por el General Maximiliano Hernández Martínez contra las comunidades pipiles del occidente de la república, casi acabó con la raza, y la lengua juntas. Los sobrevivientes han logrado preservarlo a duras penas, quedando realmente en el rango de unas cuantas decenas, las personas náhuatl hablantes y van en franca disminución.

Pero no todo es tragedia, afortunadamente se dan esfuerzos supremos como los de nuestro amigo Alex Tepas, quien incluso ha compuesto canciones en Náhuatl como la que publicamos en primicia aquí en el blog:  Tatuani Metzaliz Principe natal. http://hunna.org/tatuani-metzalis-prncipe-natal-cancin-nahuatl/

En Panchimalco operan algunas escuelas de Nahuatl, conozco un par de jovencitas que lo están aprendiendo y gracias a iniciativas como la de la Universidad Don Bosco y el Ministerio de Educación que ha establecido una oficina de la lengua náhuatl en la Casa de la Cultura de Izalco, conocida como Tajkwiluyan ipal ne Taketzalis o TIT y brinda apoyo a varias escuelas en las que se enseña Náhuatl prácticamente solo con el apoyo del proyecto y hasta que este gobierno le apostó al rescate de la lengua pipil es que se ha movido un poco las iniciativas en este sentido.

http://www.laprensagrafica.com/el-salvador/social/160836-tiknekit-timumachtiat-ne-nawat-queremos-aprender-nahuat

Gracias a Don Edi, se me ha despertado nuevamente la necesidad de dar vida al proyecto original que llevó a la creación de este su humilde blog, es decir el rescate de la lengua pipil – náhuat, solo para decirle con toda propiedad:

Melémet!
Tetegía téi angiciutíuit!

Y sabemos que nuestra rica pero moribunda lengua tarde o temprano fenecerá como bien lo dice, pero para entonces don Edi no será ni siquiera polvo sino una mancha negra en el alma de nuestra tierra que no solo aguanta con cualquier miasma asquerosa, sino que la reconvierte en algo productivo, tierra fértil para alimentar descendientes de nativos americanos que hablen Náhuatl.

Be Sociable, Share!

9 comments for “Don Editorialista de El Diario de Hoy y el Náhuatl

  1. Rentel
    19/06/2013 at 9:02 am

    Don Editorialista vive en su propio mundo alejado de la realidad. Sus editoriales sin sentido, son una muestra de que, la senilidad “pasa factura” irremediablemente.
    Debo confesar que, antes, cuando leía los pensamientos de estos “iluminados” personajes, se me revolvía el estómago; pero seguí el consejo de Fabio Castillo cuando dijo en una entrevista, que “le encantaba” leer a don Quique; que se divertía.
    En realidad, toda la cólera que sentía al leer a tipos como este, se me convirtió en una forma de divertirme, al grado de leerlos cada vez que puedo.
    Espero con ansias los viernes de cada quince días para leer al otro viejito retrógrado que escribe sus pendejadas en LPG; me refiero a Luis Gómez Zárate: quien, pasa constantemente pidiendo golpes de Estado (cuartelazo) contra el gobierno democráticamente establecido.
    Pero que le vamos a hacer; es su forma de pensar y es satisfactorio para nosotros saber que todos sus deseos se quedan en eso…deseos.

    • Rentel
      19/06/2013 at 9:15 am

      Seguramente a don editorialista le desagrade que en Guatemala se hable decenas de dialectos; o que en Africa haya diversidad de idiomas. Seguramente no estará de acuerdo que en las provincias del norte de España se hable catalán, algo de lo que esos pobladores se sienten orgullosos. A don Quique le desagrada ver al presidente Morales de Bolivia con su traje indígena de gala al que despectivamente le puso el apodo (según él, gracioso) de “Evo el emplumado”.
      Don Quique es de los que cree que al usar calzoncillos Paco Rabanne no se les impregna el mal olor del escape de sus gases; o que el hecho de usar un enjuague bucal le elimina la fetidez del aliento. Solo se lo disimula. Los gérmenes siempre están allí.

  2. Ruperto
    19/06/2013 at 1:53 pm

    Es una pena, Don Editorialista está cada día mas extraño, antes desvariaba contra los comunistas, contra los sindicatos, contra los enemigos del trabajo infantil, contra Funes o el FMLN pero ahora como que sus filias y sus fobias lo agobian tanto que desvaría hasta contra las lenguas moribundas en medio de sueños opiaceos, a ver si no se le sale algún día lo Coleridge y nos castiga con su versión pipil, ups! Perdón, esa es mala palabra, quise decir con su personal y vernácula versión del Kubla Khan. Intitulada Quique Khan.

  3. Lucano
    19/06/2013 at 4:13 pm

    Don Editorialista es de esas personas dogmáticas, fanáticas, intolerantes, superconservadoras y ultraderechistas que no se cansan de ver “comunistas” hasta en la sopa. No sé porque menciona a los comunitas en ese editorial. ¿Acaso el genocidio de pueblos indígenas en América fue obra de los temidos y diabólicos comunistas? Las lenguas son códigos que permiten a los miembros de un determinado grupo humano comunicarse entre sí. ¿Cuántas lenguas merecen conservarse? La respuesta, salvo para ese señor de mentalidad retrógrada y medieval, es muy obvia: Todas. Don Editorialista se basa en la falacia de que unos idiomas son “superiores por naturaleza” y que deben conservarse sobre otros más “primitivos y atrasados” que no merecen sobrevivir; lo cual ha sido desmentido por la ciencia lingüística. En realidad si unos idiomas alcanzan gran extensión geográfica y terminan siendo usados por millones de personas y se convierten en lenguas de cultura, la ciencia y la diplomacia, mientras que otros tienen menos de cien hablantes en un rincón remoto y asilado del resto de la humanidad, eso no se debe a una supuesta superioridad innata de unas lenguas sobre otras, sino a factores extralingüísticos, sean estos políticos y económicos, geográficos y sociales o culturales. Hace algún tiempo leí en Internet, aunque no recuerdo en qué sitio, que sin el descubrimiento, conquista y colonización de América por España, el idioma español no estaría en tercer lugar entre las lenguas más habladas del mundo, sino que se encontraría en el puesto número 27, y por consiguiente, la lengua castellana fuera hoy muy insignificante en las relaciones políticas, económicas y culturales a nivel internacional. Pero hoy la lengua de Cervantes es la más estudiada del mundo después del idioma inglés, pero no porque sea superior al náhuatl o a otro idioma, sino porque existieron causas extralingüísticas que actuaron en su favor, y lo mismo puede decirse del inglés, el francés, el portugués, el árabe o el chino. Creo que Don Editorialista debería leer un tratado de lingüística para informarse mejor y no volver a publicar semejantes barbaridades. ¿Qué tiene de malo intentar rescatar el náhuatl? ¿Acaso el español y las lenguas autóctonas americanas no pueden convivir pacíficamente? El caso del Paraguay nos dice que sí es posible. A mí me asombra ese país porque sus habitantes hablan español y guaraní, lo cual hace de esta republica sudamericana un país bilingüe. Pero en fin, si Don Editorialista desea vivir en su mundo étnicamente homogéneo y excluyente para con las minorías indígenas, religiosas, lingüísticas o de cualquier otra índole, ese su problema, pues tal parece que a él le repugnan las sociedades pluralistas, como si todo el mundo debería pensar, hablar y vivir igual que él. ¡Qué se quede encerrado en su torre de marfil, si así lo desea, en vez de asomarse al mundo real heterogéneo y lleno de diversos matices, colores, aromas, etcétera! ¡Allá él!

  4. Juan D.
    19/06/2013 at 7:07 pm

    Yo no se porqué le hacen caso, mejor tomar ejemplo del Dr. Castillo, divertirse leyéndolo, o simplemente no hacerlo.

  5. pacohuezo
    19/06/2013 at 8:47 pm

    Buenas a todos, fíjense que cuando vi la presentación de esa nota sentí mucha indignación y la compartimos con los ponentes quienes algunos son descendientes de la mas noble y valiente sangre de nuestra raza el imperecedero Feliciano Ama y lo primero que se me vino a la mente fue lo que dice nuestro amigo hunnapuh, el genocidio de Martinez promovido por los terratenientes y todos los oligarcas de la época y que esto es nada mas que la continuidad de este genocidio promovido por este Sr. que de sobra conocemos hasta por el libro de la comisión de la verdad si no me equivoco y que debería ser jusgado como en Argentina o Chile, o como recientemente Rios Montt en Guatemala por su participación en el genocidio del Pueblo Ixil y que como la mayoría de los militares muy cobardemente niegan sus masacres a pueblos indefensos como la del mozote e incluso andan en el extranjero negando haber sido militares;este Sr. a quien físicamente confundo con Nosferatus no crean que actúa solo esto debe tener un trasfondo pues este Sr. tiene familia y su psicopatía debe ser compartida, no como la demencia senil de Gomes Zarate que quizá no tiene hijos que le digan o que lo metan a una institucion mental ( disculpen estoy indignado ), pero volviendo al bonito articulo espero que esto trascienda y si tienen algún pequeño poder en este gobierno exíjanle que se pronuncie, afortunadamente yo me crié en un pueblito donde hay unas bellas ruinas y que fue cuna del imperio y me gano unos pesitos en Ahuachapan y si conozco compañeros que hablan nahuatl e imparten clases en la universidad por eso no crean que esta muriendo. ” existieron y se multiplicaron tuvieron hijos tuvieron hijas… pero no tenían alma ni entendimiento no se acordaban de su creador… ya no se acordaban del corazón del cielo y por eso cayeron en desgracia” Popol vuh. pauiush.

  6. 22/06/2013 at 10:12 am

    Náhuat y náhuatl no son lo mismo y no deben usarse indistintamente. El náhuatl es una lengua similar al latín en el sentido de que fue base para una multitud de dialectos, entre ellos, el náhuat. Este último, desarrollado linguísticamente en los territorios pipiles de El Salvador y sin conexión alguna con los otros nahuaparlantes (alrededor se hablaba mam, k’iche, potón y kakchiquel), tiene tantas similitudes con el náhuatl como las que podría haber entre el español y el latín. A su vez, el náhuat fue un tronco base para más subdialectos del mismo: hay datos de quince de ellos, siendo el nonualco el más documentado, pero se sospecha que hubo hasta 27 dialectos náhuat.

    La forma más sencilla de diferenciarlos y notar el error (usualmente hecho por los españoles) es la terminación “tl”. Esta no existe en náhuat y es característica del náhuatL, al ser posterior. Quizá la crítica a Altamirano tendría más valor si se corrigiese eso.

  7. Lucio
    25/06/2013 at 3:05 pm

    Independientemente de que el “náhuatl” y el “náhuat” sean lo mismo o dos cosas distintas, la crítica de Enrique Altamirano está totalmente errada porque yo no puedo aceptar como algo lógico que una persona desee la extinción de una lengua, y en ese punto es que discrepo totalmente de la opinión de VIRGINIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.