Desempolvando el blog – Memorial de Solola

Para los que nos conocen desde hace años, iniciamos esta cosa en febrero del año 2005 en un sitio llamado Blogcindario que es un contenedor de Blogs Español al estilo Blogger o WordPress. Cuando nos trasladamos a un dominio propio, trajimos algunos de los escritos originales, pero mucho quedó ahí y antes de que se pierda en el tiempo y el espacio, originalmente el blog se pensó como un espacio de rescate de la tradición indígena y de la cultura Pipil, posteriormente incorporamos otros temas y se decidió hablar de todo, pero este post que traigo es parte de lo que originalmente se publicó con fecha 23 de febrero de 2005.

Los pueblos originales de América tenían una rica tradición religiosa y en ella trataban como casi todas las culturas del tema del origen del hombre, escogiendo algo mucho más limpio y significativo que el simple barro de la tradición judaica-cristiana, el maíz, base de nuestra alimentación y sustento del pueblo.

Memorial de Solola (fragmentito) (23/2/2005)

1. Aquí escribiré unas cuantas historias
de nuestros primeros padres y antecesores,
los que engendraron a los hombres en la época antigua,
antes que estos montes y valles se poblaran,
cuando no había más que liebres y pájaros,
según contaban;
cuando nuestros padres y abuelos
fueron a poblar los montes y valles
¡oh hijos míos! en Tulán.

2. Escribiré las historias
de nuestros primeros padres y abuelos
que se llamaban Gagavitz el uno y Zactecauh el otro;
las historias que ellos nos contaban:
que del otro lado del mar llegamos
al lugar llamado Tulán,
donde fuimos engendrados
y dados a luz por nuestras madres y nuestros padres
¡oh hijos nuestros!

Así contaban antiguamente
los padres y abuelos
que se llamaban Gagavitz y Zactecauh,
los que llegaron a Tulán,
los dos varones que nos engendraron a nosotros los Xahilá.

3. He aquí los nombres
de las casas y parcialidades de los Gekaquch,
Baqaholá y Zibakihay.

Katún y Chutiah, así llamados, engendraron a los de Baqaholá.

Tzanat y Guguchom, así llamados, engendraron a los Gekaquchi.

Daqui Ahauh y Chahom Ahauh engendraron a los Zibakihayi.

Así pues,
éramos cuatro familias las que llegamos a Tulán,
nosotros la gente cakchiquel
¡oh hijos nuestros!,
dijeron.

Allí comenzaron los Caveki,
que engendraron a los llamados Totomay y Xurcah.

Allí comenzaron también los Ahquehay
que engendraron a Loch y Xet.

Comenzaron igualmente los Ah Pak y Telom,
que engendraron a los llamados Qoxahil y Qobakil.

De la misma manera dieron principio también allí los Ikomagi.

Y esas cuatro ramas que allá comenzaron eran las tribus.

4. He aquí las historias de Gagavitz y Zactecauh;
éste es el principio
de las historias que contaban Gagavitz y Zactecauh:

“De cuatro [lugares]
llegaron las gentes a Tulán.
En oriente está una Tulán;
otra en Xibalbay;
otra en el poniente,
de allí llegamos nosotros,
del poniente;
y otra donde está Dios.
Por consiguiente había cuatro Tulanes
¡oh hijos nuestros!”
Así dijeron.
“Del poniente llegamos a Tulán,
desde el otro lado del mar;
y fue a Tulán a donde llegamos
para ser engendrados y dados a luz
por nuestras madres y nuestros padres”. Así contaban.

5. Entonces fue creada la Piedra de Obsidiana por el hermoso Xibalbay, por el precioso Xibalbay. Entonces fue hecho el hombre por el Creador y el Formador, y rindió culto a la Piedra de Obsidiana.

Cuando hicieron al hombre,
de tierra lo fabricaron,
y lo alimentaron de árboles,
lo alimentaron de hojas.
Únicamente tierra quisieron que entrara [en su formación].
Pero no hablaba,
no andaba,
no tenía sangre ni carne,
según contaban nuestros antiguos padres y abuelos
¡oh hijos míos!
No se sabía qué debía entrar [en el hombre].
Por fin se encontró de qué hacerlo.
Sólo dos animales
sabían que existía el alimento en Paxil,
nombre del lugar
donde se hallaban aquellos animales
que se llamaban el Coyote y el Cuervo.
Imagen

El animal Coyote fue muerto
y entre sus despojos,
al ser descuartizado,
se encontró el maíz.

Y yendo el animal llamado Tiuh-tiuh
a buscar para sí la masa del maíz,
fue traída de entre el mar
por el Tiuh-tiuh
la sangre de la danta y de la culebra
y con ellas se amasó el maíz.

De esta masa se hizo la carne del hombre
por el Creador y el Formador.
Así supieron el Creador, el Formador, los Progenitores,
cómo hacer al hombre formado,
según dijeron.

UN ENLACE MUY INTERESANTE
http://members.tripod.com.mx/sinarkalli/tradicion_maya.htm

Be Sociable, Share!

2 comments for “Desempolvando el blog – Memorial de Solola

  1. Juan D.
    13/01/2016 at 9:22 pm

    Quisiera que alguna vez, alguien aclarara que la mayoría del territorio salvadoreño fue parte del señorío pipil, a los que los aztecas consideraban sus primos, muy poco tenemos de mayas, y las tradiciones son un poco diferentes.
    Tuve la suerte de tener una abuela indígena, que hablaba nahua, y cantaba a Tonatí (Tonatiuh) allá por los 70s, jamás la oí hablar de tradiciones mayas.

    • 14/01/2016 at 7:54 am

      Efectivamente nuestro territorio tuvo como mayoría poblacional a los pipiles, descendientes de Aztecas, de hecho el blog en algunos momentos refresca tanto la lengua como tradiciones puramente pipiles:

      http://hunna.org/tag/pipil/

      Sin embargo consideramos que vale la pena mostrar la rica tradición que otras culturas originarias de América tuvieron, tanto Mayas, Aztecas, Incas y otras.

      Por eso en su momento publicamos textos y fragmentos de diversas fuentes.

      Saludos y gracias por tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.