Del «gobierno de cambio» y las clases medias

Cierta vez escuche al Ex Presidente Alfredo Cristiani dar una definición de “Pobre” en mas o menos estos términos:

“Pobre, todo aquel que necesita devengar un salario para sobrevivir”

El máximo representante de la derecha acababa de dar una definición eminentemente marxista de la estructura económica imperante en nuestro país, dentro de la categoría de pobres, hacía inclusión de la clase media que no poseía control sobre los medios de producción, fuera quedaban quizá los pequeños comerciantes, que aunque con ingresos relativamente bajos, tienen control sobre su propio medio de producción.

La clase media ha sido objeto de ataques por muchos izquierdistas, a pesar de que un gran porcentaje de los revolucionarios de todas las épocas han salido del seno de la clase media, a la que Marx catalogaba como un residuo de las épocas anteriores destinada a desaparecer, cosa que nunca sucedió, llevando a los posteriores marxistas a intentar ampliar el concepto de “pequeña burguesía” que serían capitalistas en ciernes, por lo tanto, pertenecientes al bando “enemigo”.

De hecho la clase media es conservadora y temerosa de perder su Status Quo, pero también al ser la que tiene más formación académica, tiende a ser crítica respecto a su gobierno, al punto que la clase media fue pieza clave en el triunfo del FMLN en la pasada elección que nos dejó a Mauricio Funes como presidente.

Sin embargo, el esperado “cambio”, se convirtió en un “ajuste” del sistema imperante, se ha eliminando buena parte de la enorme corrupción y sistemático saqueo de los recursos y las arcas estatales que los gobiernos anteriores habían realizado, alimentando empresas pertenecientes a funcionarios durante los 20 años que tuvieron de gestión.

Se amplió la base del asistencialismo social, pero con recursos prestados o con cambios tributarios que impactan sobre todo en la clase media, que es la que en cierta medida está pagando “El Cambio”, sin que se haya tocado el bolsillo a la verdadera clase dominante que hizo sus movimientos claves, introdujo a su gente en el nuevo gobierno y ha evitado que el peso y costo de este cambio recaiga en sus hombros.

Dentro de este contexto vemos que el Ministerio de Hacienda habla de evasión de impuestos sistemático de parte de grandes empresas pero nunca hemos visto capturas ni acusaciones judiciales a los presunto culpables, sin embargo dedican recursos a la revisión exhaustiva de los pequeños negocios semis formales para aplicarles las respectivas multas y cobros de impuestos directos e indirectos.

Algunas empresas acostumbran a liquidar su “Pasivo Laboral” todos los años, (es decir pagan las indemnizaciones de sus empleados, los despiden y recontratan al mismo tiempo) para evitar acumularlo y tener problemas de conflictos por empleados que tienen 10, 15 o más años y que buscan que los despidan para llevarse “su dinero”, o empleados que no se quieren ir porque perderán “su dinero”.

Esta indemnización resulta en un extra sueldo para los empleados y al estar exenta de renta la recibe íntegra sobre todo en estas fechas de fin de años en que los gastos aumentan.

Muchos empresarios se están quejando de que Hacienda les está diciendo que técnicamente esa indemnización no aplica como tal, pues no hay un rompimiento real de la relación laboral y que dicha indemnización debe catalogarse como “Bono” de fin de año, por lo tanto sujeto a impuestos, pero entonces al ser un Bono, no liquida el pasivo laboral, por lo que estas empresas han decidido no darlo este año a sus colaboradores, quienes contaban con este dinero para sus gastos de fin de año.

El otro peligro es que extrapolando este criterio retroactivamente, el hoy llamado “Bono de fin de año” no ha liquidado el pasivo laboral de los empleados por lo que pudieran exigirlo al momento de ser despedidos, lo que ha creado zozobra en estas empresas.

Según dicen, esto los ha llevado a meter recursos de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia de esta interpretación del Ministerio de Hacienda que consideran antojadiza y sacada del sombrero.

De cualquier modo, la mayor parte de los afectados pertenecen a esa categoría de “pobres (pequeños burgueses no dueños de los medios de producción)” como don Alfredo los llamó en su momento, y que se suman según las últimas estadísticas electorales a los descontentos con el actual gobierno, porque ven con sumo desagrado que el tan ansiado cambio lo están pagando ellos y no quienes verdaderamente causaron la catástrofe.

Si revisamos las encuestas electorales vemos que el FMLN ha perdido mucho apoyo del sector urbano que es donde vive la mayor parte de las clases medias y aunque es minoritaria en relación a la población rural, recordemos que es la que mas vota, de ahí su importancia para la continuidad del “gobierno de cambio”, así que, o le cambian la percepción a la clase media o se aseguran de que toda la población rural vote.

¿Y usted que opina?

Be Sociable, Share!

10 comments for “Del «gobierno de cambio» y las clases medias

  1. Rafael
    07/12/2012 at 9:56 am

    Me tomaré un tiempo para leer el Código de Trabajo y saber si es legal que las empresas indemnizen a los trabajadores todos los años.
    Esta modalidad de indemnización es muy ventajosa para el patrón, pues como no es acumulativa, le dá al empleado el equivalente del salario que tiene en el momento y así el patrón se ahorra un gran dineral.
    Al ser acumulativa, o sea no indemnizando todos los años, la indemnización es de un mes de salario por cada año de servicio y de acuerdo al salario final. Con esta modalidad, no salimos a «comernos las uñas» cuando termina nuestra vida laboral; y el «retiro» mas bien se convierte en alegría en vez de angustia.
    La cultura de nuestra gente es que «no piensa en el futuro» y mucho menos en ahorrar; y al recibir su indemnizacón todos los años, lo gastan en cosas innecesarias; y agregando que muchos «ladrones empresarios» les roban las cuotas de AFP no pueden pensionarse y el único camino que les queda es la indigencia. Es aquí donde el programa social del gobierno en dar una ayudita a los ancianos es bien vista, aunque esto signifique «un sacrificio» para las susodichas clases medias. Talvez un par de cervezas menos a la semana.
    Habría que analizar detenidamente el punto de vista del ministerio de Hacienda al considerar como bono la «indemnización» que dan los empresarios. En cuanto a la «zozobra» de los empresarios ¿Cuándo nó?.

    • ramiro
      07/12/2012 at 10:20 am

      Puede ser que las empresas saquen la mejor parte de este pago pues lo hacen para evitarse acumular pasivo laboral y tener que pagárselo a un trabajador, pero al empleado le conviene tener este dinerito a fin de año porque ya nos zamparon el «espíritu navideño» por delante y por detras y los que recibimos esa indemnizacion la «invertimos» en ese maldito espítiru entonces es eso o retopar la Avalcard.

    • Medusa
      07/12/2012 at 10:42 pm

      Personalmente, siempre he preferido que me paguen la indemnización y el aguinaldo cada año, porque ya me ha sucedido que se me ha presentado una oportunidad mejor (o he tenido demasiados problemas en algún trabajo), he renunciado y «perdido mi dinero», mi hermano también trabajó para una empresa por 18 años cuando llegó un nuevo jefe que le hizo la vida imposible, gracias a Dios un amigo le ayudó a encontrar otro trabajo y renunció. Nosotros (mi familia y yo) somos personas que ahorramos y que no nos «hacemos locos» gastando a diestra y siniestra. Todos tenemos que aprender a ser responsables con el dinero que tanto nos cuesta ganar.

  2. Mau
    07/12/2012 at 10:05 am

    poooota! maestro que talegazo mas directo!
    Los meros meros siguen igual sin pagar lo que deben, deberíamos tomar ejemplo de Islandia.

  3. Juan D.
    07/12/2012 at 10:07 am

    Primero, que el pasivo laboral siempre es al fin de la relación laboral, las empresas sin cultura de ahorro siempre han querido evitar ese pago y tratan que la gente se vaya, legalmente siempre ha sido un bono. Y con esto no defiendo al gobierno, que debió primero haber cambiado el código de trabajo y el código de comercio, ambos anacrónicos, y reconocer la asimetría de las relaciones patrono-trabajador, y que ambos son el motor de los medios de producción no solo el patrono, como hacen otros códigos de trabajo modernos.
    Segundo, el pequeño empresario jamás ha tenido control sobre sus modos de producción, depende de lo que le cae (suministros) de las grandes empresas o de la población consumidora que depende de salarios. Los que controlan actualmente los medios de producción son los especuladores del mercado y/o inversionistas.
    Y de último, tan fácil que hubiera sido una reforma fiscal, a manera de los países de la ex-URSS, un impuesto fijo para personas, un impuesto fijo para empresas y un impuesto fijo para el comercio, sin posibilidad de quitárselo, que serían más bajos que lo que tenemos actualmente, pero como siempre se ha tratado de que sean los asalariados los que paguen el pato, así que, ¿cual cambio?

  4. Estatuario
    07/12/2012 at 11:17 am

    Ciertamente el frente carece de gente pensante en sus filas, la cúpula que se ha enquistado en la dirección del partido hace todo menos lecturas críticas de los mensajes que le llegan de la población, han estalinizado el partido y su divino mandato es ley, su criterio es verdad absoluta y sus decisiones incuestionables.
    Pero ni siquiera han podido hacerse o mantener una buena cuota del gobierno que ayudaron en forma clave a ganar.
    Ahora con un remedo de candidato pretenden conservar el poder para poder afianzarlo en el próximo mandado, pero no puede ni con el peor candidato de Arena que es el Tacuacín peinado. La derecha puede estar dividida pero la izquierda anda mas perdida aun.

  5. Raúl Fuentes
    07/12/2012 at 4:07 pm

    Es cierto lo que dice Juan ¿Cuál Cambio?, si todo sigue igual y lo que dicen nuestros amigos de Hunna, es totalmente cierto las clases medias son las que mas han salido afectadas, que como bien se aclara en los comentarios es clase explotada, ni un ápice de dueña de los «Medios de Producción». Mas bien en el lenguaje de Cristiani, son fuerzas productivas, mas en estos tiempos de cuando el conocimiento y la información forman la base de la economía. Pero de todos modos la clase dominante como así mismo se llaman los grandes empresarios seguirán por todos los medios tratando de evadir impuestos y cargándoselos al consumidor que en su mayoría son las clases medias. De ahí el fracaso de la política de asistencialismo sin base productiva. Así es que con este panorama el gobierno del cambio para las próximas elecciones las tiene cuestarriba.

  6. Juan soto
    09/12/2012 at 8:55 am

    Pues sí, por eso van a elegir a Quijano, las capas medias son vacilantes por naturaleza y oportunistas: Se van con el mejor postor cuando les conviene. ¿Y qué pasa con hacer que las multinacionales paguen impuestos? Cuánto paga de impuestos Carlos Slim, las empresas españolas, bancos y demás. ?

    • Juan D.
      10/12/2012 at 9:44 am

      No, por el contrario las capas medias y altas son las que más reflexionan, y por eso la pregunta de ¿cual cambio?, ¿acaso este gobierno de Funes está cobrando la realidad de impuestos a las grandes empresas? ¿acaso no ha pactado con Saca para no averiguar los chanchuyos del pasado gobierno? ¿ha metido preso a alguien después de 3 años? ¿porqué no ha cambiado nada del sistema tributario y nos mantenemos en el mismo sistema corrupto que se nos prometió cambiar?, ¿lo anterior será por inutilidad e incompetencia o por pura complicidad?.
      Allí te dejo unas cuantas interrogantes.

  7. pacohuezo
    10/12/2012 at 10:08 pm

    Eso es muy suave o no se dieron cuenta los cientos de despedidos con la leyenda de la depuración y a nadie le comprobaron nada y sencillamente los despidieron sin ninguna prestación laboral ni indemnización y la mayoría de ellos clase media profesionales hasta con 15 o mas años de laborar en el gobierno y muchos que no solo votaron por el cambio si no que trabajaron por el y saben que los que despidieron en el 2009 los que tienen suerte actualmente tienen su caso en amparo y los despedidos en 2010 hasta ahora les estan haciendo la audiencia en el tribunal del servicio civil imagínense la gran tragedia de estas pobres personas y como todos sabemos la justicia constitucional para los pobres no existe en este paisito; y esto provino de un gobierno que prometió un estado de derecho y de funcionarios que antes exigían a los areneros el mayor respeto a los trabajadores y al final muchos areneros corruptos siguen en sus puestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.