Cuentos Chinos de Izquierda y Derecha

Circula en los correos una historia muy bonita y “esclarecedora” pero que realmente no es más que un sofisma con el que se pretende despertar conciencia sobre el problema de las izquierdas y derechas, la historia es la siguiente:

Una universitaria cursaba el último año de sus estudios en la Facultad.  Como suele ser frecuente en el medio universitario, la chica pensaba que era de izquierda y, como tal, estaba a favor de la distribución de la riqueza. Tenía vergüenza de su padre.  Él era de derecha y estaba en contra de los programas socialistas.

La mayoría de sus profesores le habían asegurado que la de su papá era una filosofía equivocada. Por lo anterior, un día ella decidió enfrentarse a su Padre.  Le habló del materialismo histórico y la dialéctica de Marx tratando de hacerle ver cuán equivocado estaba al defender un sistema tan injusto.

En eso, como queriendo hablar de otra cosa, su padre le preguntó:

-¿Cómo van tus estudios universitarios?

-Van bien -respondió la hija, muy orgullosa y contenta-.

Tengo promedio 9, hasta ahora. Me cuesta bastante trabajo, no  voy a las fiestas, no salgo, no tengo novio y duermo cinco horas al día, pero, por éso ando bastante bien, y voy a graduarme a término.

Entonces el padre le pregunta:  –Y a tu amiga Soledad , ¿cómo le va?

La hija respondió muy segura: –Bastante mal, Sole no sé si se graduará porque no alcanza el 6, (tiene 4 de promedio), pero ella se va a bailar, pasea, fiesta que hay está presente, estudia lo mínimo, y falta bastante… no creo que se reciba, por lo menos no este año.

El padre, mirándola a los ojos, le respondió
:  -Entonces habla con tus profesores y pídeles que le transfieran 2,5 de los 9 puntos tuyos a ella.  Esta sería una buena y equitativa distribución de notas porque así las dos tendrían 6.50  y aprobarían las materias.

Indignada, ella le respondió: -¡Estás loco? ¡Me rompo  para tener 9 de promedio! ¡Te parece justo que todo mi esfuerzo lo pasen a una vaga, que no se preocupa por su carrera! Aunque la persona con quien tendría que compartir mi sacrificio sea mi mejor amiga… ¡No pienso regalarle mi trabajo!

Su padre la abrazó cariñosamente y le dijo:

-¡Bienvenida a la derecha!

Moraleja: Todos somos rápidos para repartir lo que es ajeno.
Es muy cortito, tremendamente claro y se aplica 100% a nuestra realidad social:

La historia parte de dos premisas,

Primera: el capitalismo trabaja duro y con tesón, esforzándose en generar la mayor riqueza posible para poder salir adelante.

Segunda: el socialismo busca repartir las riquezas generadas por el capitalismo entre haraganes que no les gusta trabajar y que solo quieren que papá estado los mantenga.

En realidad ambas premisas son falsas, pues el capitalismo si bien trabaja duro en aumentar SU riqueza, lo hace sin importar el daño que pueda hacer a otros o al medio ambiente, por otro lado, el capitalista no es realmente el que trabaja, sino quien lo hace y de la forma más dura, es el obrero que apenas percibe una mísera parte de la riqueza generada con su sudor y esfuerzo.

La historia añade a sus argumentaciones, un elemento básico del capitalismo: El “sano egoísmo”, el hecho de que la niña no haya querido “compartir” su duro esfuerzo con alguien que no lo merecía por haragán e irresponsable. Esto es otra mentira, ya que el egoísmo capitalista no es sano, sino todo lo contrario porque hace prevalecer el deseo de ganancia por sobre cualquier cosa.

Es como si la niña del cuento hubiese sacado sus excelentes notas a costa del trabajo de sus compañeros quienes la apoyaron estudiando con ella, haciendo sus tareas y cubriendo sus responsabilidades y la otra en lugar de ser parrandera e irresponsable hubiese sido una de las que más le ayudó, pero por falta de medios económicos no presentaba sus tareas con los materiales y en la forma que le exigían los maestros y tuviese malas notas por las desventajas señaladas y por otras inherentes a su condición económica, a pesar de merecer la ayuda de la que tiene buenas notas, la niña del cuento no quiera compartir las notas que la otra le ayudó a obtener.

«Somos gente de Trabajo» dice el lema publicitario con que la derecha relanza al partido ARENA, pero no completan dicho lema con lo que realmente pasa: «Somos gente de trabajo ajeno», ellos no generan la riqueza con sus empresas, sino que hacen que sus empleados la generen para acapararla.

Otra idea que esgrimen una y otra vez es que todos tenemos la capacidad de lograr algo grande en la vida, si ponemos nuestro empeño y esfuerzo en alcanzar nuestras metas, pero esta premisa también esconde un sofisma:

Alguien mencionó una vez el caso de una carrera de 5 kilómetros, en la que algunos de los participantes inician desde el kilometro 3 mientras el resto comienza en el kilometro 0.

¿Quiénes van a ganar?

Es cierto que existirán algunos ineptos entre los que comenzaron en el kilómetro 3 que son tan perezosos e incompetentes que ni siquiera van a terminar la carrera y que habrán unos pocos tan extremadamente fuertes de temperamento y de físico que sobrepasarán la desventaja inicial e incluso les ganarán a los que comenzaron con la ventaja de tres Kilómetros.

Los que escriben este tipo de “cuentos” resaltan estos casos excepcionales de fortaleza y pusilaminidad como ejemplos vivos de lo que quieren demostrar.

Todos podemos lograrlo si nos esforzamos y empeñamos en salir adelante.

Sin embargo la carrera no es justa y no todos tienen las cualidades para salir adelante en la adversidad.

Si la educación fuera excelente en el ámbito público y todos los jóvenes tuviesen acceso gratuito a una excelente educación, podríamos hablar de iguales condiciones para todos, pero eso no es así, la educación pública se ha debilitado a niveles de catástrofe nacional y quienes desean dar a sus hijos una educación de calidad, deben pagar cantidades enormes de dinero, pero con un salario mínimo como el Salvadoreño, no pueden permitirse el lujo de pagar ni siquiera 25 dólares mensuales por un colegio categoría “C”, mucho menos los 100 dólares mensuales que cobra uno categoría “A” o los 700 mensuales que puede llegar a cobrar un colegio “Bilingüe” de alto nivel.

1a.Excepción: Hay capitalistas que tienen conciencia social, que saben que los dividendos de las empresas se obtienen con el esfuerzo de todos los trabajadores y comparten esos dividendos entre todos sus empleados, pero son muy pocos.

2a. Excepción: Hay socialistas que no les gusta trabajar sino que viven de “la lucha contra el imperialismo”, en constante agitación y movilización partidaria buscando estar presente en cuanto tumulto se presente, defendiendo los derechos sindicales de los trabajadores, pero percibiendo un salario por eso, es decir viviendo a costa de la lucha popular, pero también son muy pocos.

Los que escriben estas “motivadoras” historias generalizan en torno a estas dos excepciones, mientras la realidad es opuesta ya que la mayoría de los grandes empresarios solo buscan el máximo beneficio y forman monopolios u oligopolios para acaparar mas y mas riqueza a toda costa, explotando y expoliando a los trabajadores, acabando con los recursos naturales sin pensar en renovarlos, y buscando ganar más dinero del que pueden gastar.

Los pequeños empresarios apenas pueden competir con el monopolio y terminan cediendo sus empresas a los grandes capitales internacionales que poco a poco se han ido adueñando de la Banca, la industria y el comercio nacional.

Estos “cuentitos chinos” pueden hacer eco en mentes obtusas, sin el menor esclarecimiento, pero lo malo es que estas mentes al parecer siguen siendo la mayoría de la población.

 

¿Y ud. que opina?

Be Sociable, Share!

7 comments for “Cuentos Chinos de Izquierda y Derecha

  1. Ulises
    02/02/2012 at 9:00 pm

    Efectivamente, la historia de esa estudiante está basada en sofismas. Se dice que el capitalismo es el mejor de todos los sistemas políticos y socioeconómicos del mundo porque con el esfuerzo individual se puede llegar hasta donde uno quiera, incluso hasta las estrellas, y si alguien es pobre y fracasado en la vida se debe a que es un haragán que prefiere ser mantenido en lugar de trabajar. ¡Sí, claro! (HABLO DE MANERA IRÓNICA) Por eso hay ciudadanos que luchan duro para ganarse el sustento diario y aún así no pasan de ganar un salario mínimo que no les alcanza para satisfacer sus necesidades básicas debido a que son unos conformistas que no ambicionan obtener un sueldo más alto. Por eso también es que 700 personas, muchas de ellas con un título universitario, emigran todos los días de manera ilegal a Estados Unidos debido a que son unas haraganas que no quieren trabajar y prefieren pagarle muchos dólares a los coyotes para que estos los abandonen en el desierto y morir como víctimas del hambre y la insolación, o bien para que sean secuestradas, violadas, torturadas y asesinadas por las bandas criminales en México, en lugar de buscar un trabajo aquí. ¡Qué vergüenza! ¡Qué compatriotas tan acomodados tenemos en este país! ¡Qué gente tan holgazana! En lugar de conseguir un trabajo en El Salvador, o aspirar a uno mejor, algunos abogados, médicos, ingenieros, etc., prefieren abandonar a sus familias y a la patria que los vio nacer para ir a lavar platos o baños a un restaurante estadounidense en lugar de ejercer su profesión en el país. ¿De qué les sirvió estudiar duro, sacarse buenas notas y graduarse con CUM honorífico si terminaron como lavaplatos en la tierra del Tío Sam? ¿Cómo osaron abandonar la tierra de las libertades individuales que nos permite decidir lo que nosotros queramos ser en la vida sin interferencias externas como la del Estado?

    HABLANDO YA EN SERIO, se dice que con la iniciativa individual capitalista, cualquier persona puede triunfar en la vida y que las oportunidades están al alcance de la mano, y sólo hay que trabajar duro, duro, duro, duro, duro, duro, duro, duro, duro y más duro para salir de la pobreza y prosperar. ¿Pero entonces por qué veo que muchas personas honradas y trabajadoras que a costa de su iniciativa y esfuerzo individual se desviven día a día con llevar el sustento a sus familias nunca salen de la pobreza? Si yo soy libre y he elegido buscar una vida mejor, ¿por qué sigo siendo explotado en mi trabajo, por ejemplo, y abrumado por deudas con los bancos que me amenazan hasta con embargarme la casa si no les pago mis deudas junto con sus intereses que rayan en la usura? ¿Es esa la libertad que escogí? ¿Libertad de los bancos para que abusen de mí al imponerse sus condiciones e intereses leoninos que tengo que aceptar porque necesito un préstamo? Se dice que un contrato de trabajo es un pacto hecho “libremente” entre el patrono y trabajador, ¿y es por eso, entonces, que yo decidí libremente en mi contrato de trabajo que tendría jornadas laborales largas por un salario tan corto? ¿Es la libertad del patrono para explotarme la que yo he escogido al firmar el contrato de trabajo y aceptar las condiciones que éste me impuso porque estaba urgentemente necesitado de un empleo? Con esa clase de libertad quien necesita de la esclavitud. Nos dicen que en el capitalismo todo el mundo tiene libertad para trabajar y en lo que cada uno quiera. ¿Y qué pasa con quien no trabaja o sólo pudo conseguir un empleo que no tiene nada que ver con la carrera que estudió? ¿Diremos entonces que un desempleado es un tipo sin oficio ni beneficio porque es lo que libremente eligió o es que no encuentra trabajo? ¿No será sólo la libertad de las clases dominantes de explotar a las clases dominadas la que defiende el capitalismo? ¿La libertad para unos para oprimir a otros?

    Las oportunidades para progresar en la sociedad indudablemente existen, pero éstas no están al alcance de todos, sino sólo de una minoría. En una sociedad tan desigualitaria como la nuestra, esto no puede ser de otra manera. La “verdadera libertad” debe ir de la mano de la “igualdad”, y sólo así las oportunidades sí existirán para toda la gente y el esfuerzo individual sí dará sus frutos. Sólo una sociedad que erradique la desigualdad será una sociedad libre. La libertad que defiende el capitalismo es la LIBERTAD NEGATIVA, es decir, la libertad de estar a salvo de la interferencia abusiva del Estado y sus autoridades en mi vida para que yo pueda hacer con ella lo que quiera. Por ejemplo, el Estado no puede obligarme a estudiar medicina en la universidad si yo quiero estudiar derecho, es decir, que la decisión es mía y de nadie más. Yo libremente, en este ejemplo, he decidido que seré abogado y me ganaré la vida en el campo del derecho. Esta libertad negativa es condición necesaria, pero no suficiente para llegar a la verdadera libertad que nos permitirá decidir nuestro propio destino: la LIBERTAD POSITIVA, es decir, la capacidad de decidir nuestras metas, “y poseer los medios para alcanzarlas”. No basta decidir que quiero ser algo, sino que debo poseer los medios para lograrlo. Un muchacho que estudió para ser abogado, retomando el ejemplo anterior, y una vez graduado terminó trabajando en un negocio de lavado de autos porque no encontró trabajo en el campo de las ciencias jurídicas, no tuvo los medios ni las oportunidades para desarrollarse laboralmente en su profesión. Escogió trabajar como abogado y no lo logró, sino que se dedicó a ocuparse en otra cosa porque no le quedó otra opción. No tuvo oportunidad de elegir. Y si no puedes elegir algo, sencillamente no eres libre. Sólo tuvo “libertad negativa”, faltándole la “libertad positiva.” En conclusión, la sociedades capitalistas no son verdaderamente libres porque son desigualitarias, y por ende, sólo ofrecen libertad negativa, y para ser verdaderamente libres debemos conquistar la libertad positiva que nos permita ser lo que realmente queramos ser.

    • Roberto
      02/01/2017 at 8:00 pm

      Muy lindo tu chamullo, un piri pipi estupendo, pero de seguro hoy dia estas confortablemente bajo el ala de un capitalista que te paga un sueldo miserable y te dice que hacer, en lugar de llevar adelante tu propio emprendimiento de negocio, haciendote cargo de lo que suceda en el camino, ya sea bueno (ganancias) o malo (deudas). De donde crees que arranco Bill Gates al formar su monopolio en sistemas?

  2. Don Juan
    02/02/2012 at 11:58 pm

    Pero aqui todos se basan en la premisa que todos somos iguales y eso es falso, yo nunca voy a poder nadar tan rapido como Michael Phelps, por mas que tratara y hubiera entrenado y le dedicara nunca lo hubiera logrado mi fisico nunca me lo hubiera permitido.
    Nunca han tenido un compañero, una colega o una novia un esposo que sea «topado»? Hace poco tenia una compañerita Lic. en Mercadeo de la UFG, la tipa no lograba conseguir un puesto mas que para promotora de Credisiman, el salario 220 Dolares mas una comision por tarjeta vendida. Ella me dijo que independientemente del salario el puesto no valia la pena, puesto que en EL Salvador, todos tenian una tarjeta de Siman porque TODOS iban de compras a Siman. Yo le dije que tenia aproximadamente tres años de no ir a Siman y que no sabia que existia la tal Credisiman. La tipa era topada le falta dos para el peso, y peor aun era Lic.
    El mundo es de los vivos, no de los inteligentes, el mundo es de los pioneros, no de los seguidores.

    ULICES habla de LIBERTADES POSITIVAS Y LIBERTADES NEGATIVAS. Viejo en este pais estamos topados en serio topadisimos de abogados, hay un estudio que indicaba que aca todas las universidades deberian de sacar la carrera de Jurisprudencia de su oferta academica al menos por 5 años, el mercado no demanda tantos abogados. Te lo explico de una manera simple, Yo compro una casa nueva sin muebles, lo primero que compro una tele para la sala, pago 500 dolares. Despues compro una tele para mi cuarto pago otros 500 Dolares, me doy cuenta que viene el mundial y no me quiero perder un partido de la selecta en ningun momento compro una tele para el baño 500 dolares y una para la cocina 500 Dolares. Se acaba el mundial y yo tengo 4 teles tu crees que necesito otra??? tu crees que pagaria 500 Dolares por otra Tele?? Seguramente trataria de venderla a mi vecino por un precio inferior.

    En una generedora electrica, un tecnico electricista tenia un salario 3 veces superior al de cualquier ingeniero de planta. El problema academico en el pais, es la mala planificacion de las carreras. Alemania el banco actual de Europa, te indica donde estudias y que vas a estudiar. En El Salvador hay demasiados odontologos y pocos epidemiologos, hay demasiado ingenieros industriales y pocos ingenieros electricos. Hay demasiadas gente que sabe echar pupusas pero muy pocos Chef pasteleros.

    Saludos
    DOn JUAN

  3. Juan Carlos
    03/02/2012 at 8:23 am

    Excelente Post mi buen Hunna, esclarecedor para quienes pregonan que el capitalismo es un sistema de libertades, cuando en realidad es un sistema que genera el culto al egoismo, a la ambición desmedida, a la falta de solidaridad, en resumen es un sistema malo y envenenado de su misma maldad, pero es el sistema que soporta un imperio y los imperios duran siglos.

    Recordemos el imperio chino, el egipcio, el Persa, el Griego, el Romano, etc., todos ellos soportados por un diferente sistema económico y social, pero la diferencia con el capitalismo es que nació junto con el desarrollo industrial que le dio la capacidad al ser humano de explotar al máximo los recursos naturales, potenciando su capacidad devoradora con las máquinas y que al buscar únicamente el máximo beneficio económico, tiene la capacidad de destruir al mundo.

    La diferencia del Capitalismo con los antiguos imperios es que tiene la capacidad de acabar con toda forma de vida en la tierra, por eso el combate debe ser frontal, pero no liderado por caudillos ni políticos, sino desde el mismo pueblo, como una conciencia colectiva y universal que despierte y lo tumbe para siempre.

    Ahí está la importancia de educar, de formar, de divulgar, ahí está la importancia de sitios como este y de ahí viene la fuente de los ataques de quienes quieren silenciar las voces disidentes e indignadas, esos son los enemigos del movimiento «Occupy», de Wikileaks y de los voceros de la lucha alternativa.

    Mas allá de las ideologías lo importante es informar, educar y formar a las nuevas generaciones despiertas.

  4. Rentel
    03/02/2012 at 9:31 am

    Viendo el comercial en donde aparece el joven diciendo: ¡Quién iba a pensar que iba a ser arquitecto y que mi primer trabajo me lo iba a dar mi papá!. Verdaderamente dá risa, pero es lo que sucede en nuestro país. Las grandes empresas están dirigidas por papá, mamá, hermanos, hijos, sobrinos, cuñados, etc. quienes muchas veces ni siquiera han estudiado carreras afines al puesto, lo importante es «que sepan mandar» (explotar).
    En la oferta de trabajo que aparece en los clasificados, uno de tantos requisitos para cualquier «pinche» puesto, es que tenga título de no sé qué, recomendaciones, acostumbrado a trabajar «bajo presión», y lo mas importante: 2 o 3 años de experiencia aunque sea para ir a vender charamuscas. ¿Cómo un o una joven va a adquirir experiencia si nadie le da un trabajo por primera vez?. Es similar al caso de las casas comerciales que para venderle un televisor al crédito y con intereses del 71% le piden dos referencias comerciales.
    Los empresarios de este país no hacen nada para capacitar a sus empleados; ya los quieren «hechos»; ya los quieren expertos; con decenas de requisitos y luego les ofrecen salarios injustos, les roban las cuotas de ISSS, AFP, vacaciones, etc. y luego se quejan de que los jóvenes prefieren ir a cortar tomates al otro lado del río Bravo.
    ¿Qué hace FUSADES en el país?, ¿Que hace la ANEP?. Se los digo: Son activistas políticos, hacen «chonguengas» con whisky y buena comida como esas tales ENADE en donde se premian y se condecoran entre ellos mismos; en donde se entregan los premios de «palma de oro», «empresario del año», «arquitecto del año», «arroba de oro» y no sé cuántas pendejadas más. Todo es elitista. Si alguna vez alguien vé que estos «tanques de pensamiento» o cúpulas empresariales le dan un premio a la «niña Chabe» por haber hecho crecer su negocito de pupusas hasta casi hacerlo una pequeña empresa…¡Me avisan!.

  5. el egoismo es...
    03/02/2012 at 4:10 pm

    .. el peor mal de la humanidad.. recuerdo que durante la guerra, mi jefe me dijo una vez: «no hubiéramos tenido esta guerra si nosotros, los empresarios hubiéramos sido un poco generosos (o menos egoistas), bien podríamos pagar mejores sueldos, ganar un poco menos y compartir las ganancias con nuestros empleados, pero todo lo queremos para nosotros,….», palabras de un empresario rico, derechista, etc.

    Es cierto que tenemos demasiados «profesionales» (tienen el título, pero de profesionales no tienen mucho), pero lo importante es tener el cartón…. y la demanda no es suficiente. Se me ocurre que somos demasiados… no será que es necesario que nos pongamos a pensar en planificar nuestra familia? Hay «hombres» que tienen hijos a montones, con cuanta mujer se les pone enfrente. Un conocido ex-futbolista tiene TRECE… y no es el único…. así no podemos seguir…

  6. Adolfo
    06/02/2012 at 9:21 am

    Miren señoritos, lo que nos enseña el cuento es que los más «socialistas», a la hora de los quiúbole descubren su verdadera identidad, son teóricos que nada saben de actitudes ni de hechos concretos. Son seres con gefetes rimbombantes de izquierda, pero con prácticas derechistas recalcitrantes, ahí los tienen, hablaban con términos rebeldes, y hoy utilizan el lenguaje del adversario, criticaban la ostentación, y hoy se bañan en los chorritos de los lujos y los desenfrenos; caminaban distancias a pie o a caballo, y hoy prefiern hommers u otras marcas de vehículos, fueron capaces de hacer la guerra, y hoy muestran hasta el infinito su enoooooooooorme ineptitud. Claro, hay una tremenda diferencia entre disparar balas y disparar ideas. Y no sigo porque ya estoy viendo la rabia de algunos por mi comentario, y yo soy pacifista y disfruto de la convivencia armónica: mi conciencia está tranquila. Saludos a todos los señoritos y a todas las señoritas. No importa si son de izquierda o de derecha, pues lo uno y lo otro es la misma m.
    Atte: ADOLFO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.