Cuba: entre las reformas y las incertidumbres

Infolatam
Enviado By BetotroniK
RaulCastro

Raúl Castro promueve una profunda reforma económica en Cuba

El análisis de Infolatam

vicentebotin.thumbnail Vicente Botín Vicente Botín
Cuba: Raúl Castro y el Gatopardo
Las claves

* Carmelo Mesa Lago teme que el duro ajuste desencadena "un escenario de alta inestabilidad social".
* Carlos Malamud, investigador principal del Real Instituto Elcano: "sin reformas Cuba no tiene futuro, y con reformas el futuro de Cuba es bastante impredecible".

(Especial para Infolatam de Rogelio Núñez).- El futuro de Cuba y del régimen castrista se decide en los próximos meses. Los analistas barajan tres escenarios: un castrismo sin Castro, que Cuba se transforme en un estado fallido o que se produzca una transición pactada.
Varios de los más importantes analistas y conocedores sobre Cuba han hablado con Infolatam para tratar de vislumbrar hacia dónde va la isla y hacia dónde se dirige el régimen de Fidel y Raúl Castro.
Guillermo Fariñas dijo recientemente en el diario El País que Cuba se encuentra en una encrucijada: “se está viviendo un momento histórico… La muerte de Orlando Zapata, las protestas de las Damas de Blanco, las huelgas de hambre, la posición que han tenido los países democráticos, la nueva coyuntura cubana, con medidas económicas que vienen, como el desempleo de medio millón de trabajadores, que va a poner más presión en la caldera… Es un momento de transición”.
Estas palabras parecen reflejar una realidad: que se vive un cambio de época lo admite hasta el propio castrismo. El PCC analizará los cambios propuestos por el Gobierno en el ‘Proyecto de lineamientos de la política económica y social’ durante su VI Congreso a celebrarse en abril de 2011, encuentro que ha sido catalogado por el diario oficial Granma como “el debate sobre el futuro de Cuba”.
El diario incluso alude a que la mentalidad cubana debe experimentar una transformación: “el espíritu propio del contenido en el Proyecto de Lineamientos nos está pidiendo a gritos un cambio de mentalidad a todos los niveles, desde los dirigentes políticos y cuadros administrativos hasta el pueblo trabajador”.

Raúl Castro ha convocado un congreso del PCC para dar legitimidad a sus reformas

Raul_Castro02 Nadie duda de que las de Raúl Castro son unas medidas nunca antes vistas en 50 años de castrismo, como lo dijo el mismo secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias: “son medidas muy importantes que operan junto con la introducción de la economía de mercado, la movilización de las pequeñas empresas, las iniciativas privadas o el mejoramiento de la eficiencia del Estado”.
Algunos analistas como Marifeli Pérez Stable, vicepresidenta de Diálogo Interamericano, dijeron a Infolatam que efectivamente “estamos entrando en un cambio de paradigma en Cuba donde la gente va a depender de ellos mismos y su iniciativa más que la del Estado, como jamás ha ocurrido en los últimos 50 años. Es un cambio de mentalidad en la geste común y entre los dirigentes. Pero los dirigentes aún no son capaces de cambiar de mentalidad”.
Reformas insuficientes
Pero la incógnita no reside en si son medidas importantes, sin duda lo son, sino si pueden ser suficientes para detener la crisis en la que se encuentra Cuba y el régimen. La mayoría se inclina por pensar que los cambios se han quedado muy cortos -pese a su dureza- y quizá lleguen tarde..
El economista Carmelo Mesa Lago comentó para Infolatam que “los cambios que impulsa Raúl Castro están lejos de ser una reforma al estilo de la china o vietnamita. Porque son pequeñas, lentas y poco profundas. China y Vietnam comenzaron sus reformas en los 80 y 90 por el sector agrícola, algo que el régimen cubano no ha hecho nunca, ni se atreve a hacer”.
Para el periodista español Vicente Botin, corresponsal en la isla durante muchos años,“el país no va a salir de la miseria con estas reformas pequeñas, pseudo cambios que no van muy lejos y desarbolan el sistema social que dio legitimidad a la revolución, el cual funcionaba mal pero daba cierta estabilidad y colchón social”.
Mesa Lago incide en este punto pues “si la economía no es sostenible los servicios sociales tampoco lo son” y Sebastian Balfour, autor de la última biografía sobre Fidel Castro, considera que se trata de “una liberalización muy lenta y limitada, muy lejos de lo que hicieron en su día China o Vietnam”.

Fidel-Castro Fidel Castro, en una de sus últimas apariciones

Balfour, que habló con Infolatam, cree que que “la tardanza en esta liberalización se debe a las peleas y pugnas que deben existir al interior del régimen entre distintos sectores”.
En realidad, Cuba se encuentra en una difícil disyuntiva como comentó a Infolatam Carlos Malamud, investigador principal del Real Instituto Elcano: “sin reformas Cuba no tiene futuro, y con reformas el futuro de Cuba es bastante impredecible”.

Los escenarios futuros: el castrismo sin los Castro…

Pocos analistas creen que el “castrismo sin Castro” sea viable a medio plazo debido a  diversos motivos. Por ejemplo, debido a la edad de la elite gobernante. Como señala Botin, el régimen de los Castro es “una dictadura gerontocrática, el poder lo controla gente con 80 años”.
Además, para Balfour el discurso tradicional castrista de llamamiento a la movilización patriótica carece de validez en la actual coyuntura: “en los 90 Fidel apeló al patriotismo y a la amenaza norteamericana pero no se puede, década tras década, esperar que la nuevas generaciones cubanas acepten este discursos como válido y legítimo olvidando los fallos del modelo. Los valores de la revolución y el recurso a la amenaza de EE.UU. ya no convence, o convence menos. Las nuevas generaciones no están dispuestas a aceptara esos sacrificios porque lo que ofrece el régimen no compensa. La apelación al patriotismo ya no persuade porque no hace olvidar el resto de carencias”.
Marifeli Pérez Stable considerra que el castrismo sin los Castro “es una posibilidad ahora menos viable, porque el tiempo de lograr ese escenario ya ha pasado. Era posible en los 90, pero ahora es tarde”.
Y en fin el periodista Bertrand de la Grange comentó a Infolatam que “nada va a cambiar hasta la desaparición física de los hermanos Castro. Estamos en un limbo en el que no cambia nada”.

…Transición pactada o estado fallido

El escenario de una transición pactada requiere averiguar en qué momento se encuentran los posibles actores de ese pacto: los grupos aperturistas del régimen por un lado y la oposición por otra. El aparato del Partido Comunista y el ejército serán en ese contexto determinantes porque la oposición es muy débil.
Botín subraya que “el problema de la disidencia es que salvo Osvaldo Payá no son conocidos. Ni las Damas de Blanco ni Valdimiro Roca son conocidos en la isla, como lo son fuera”. En realidad, como asegura De la Grange, “la única oposición real se encuentra dentro del propio aparato del régimen, pero lógimacamente está callada a la espera de impulsar un cambio desde dentro”.

farinas_cien_dias Guillermo Fariñas una de las figuras destacadas de la disidencia interna
Malamud señala que la gran incógnita para desvelar el devenir de la isla es quién va a morirse primero, Raúl o Fidel: “el problema es si desaparece Raúl antes que Fidel pues no sabemos qué haría Fidel (¿regresaría a la ortodoxia o mantendría las reformas?). Si queda Raúl sí sabemos que camino emprendería: el de las reformas económicas”.
De la Grange asegura que “el principal poder político dentro de la isla es el ejército y no el PCC que sólo es un aparato burocrático. El ejército tiene poder coercitivo propio de esta institución pero también un poder político (junto con el ministerio del interior) y un poder económico pues las empresas estatales y los holdings son controlados por los altos oficiales”.
Vicente Botín añade que “lo que intentaría Raúl es blanquear la revolución, al estilo de la URSS. Que el aparato productivo del país quede en manos de las FFAA y el PCC blanqueados en las urnas con un nuevo partido que uniera las estructuras del ejército y el PCC aprovechando su buena implantación en el país. Un especie de pseudodemocracia“.
Para Carmelo Mesa Lago “la transición pactada es una posibilidad remota en vida de Raul. Mucho más probable sería un escenario de alta inestabilidad social pues estas  reformas no cambian la estructura centralizada del sistema y no va a dar fruto. Así se va a deteriorar la situación social del país y los servicios sociales que están muy mermados”.
Marifeli Pérez Stable ve la salida pactada como “la más deseable, porque contaría con el respaldo de los sectores aperturista del régimen. Sería una salida con grandes problemas no lineal pero que daría a Cuba estabilidad”.

¿Habrá castrismo sin Castro? es el gran dilema en la isla

El papel de la oposición en el exilio, que De la Grange considera como muy importante en el futuro de Cuba por sus recursos y capacidad económica, jugará un papel importante siempre que, como reflexiona Malamud, ”no sea una vieja oposición ortodoxa sino que sea una oposición dialogante, reformista, que no haga tabla rasa del pasado porque habrá que contar con muchos de los actuales dirigentes en la nueva Cuba. Se trataría de una transición dirigida por la parte aperturista del régimen y los capitales de la oposición en el exilio”.
Pero para los analistas y conocedores de Cuba hay una tercera posibilidad: que como Haití, se convierta en un Estado fallido. Esta alternativa es algo que, como asegura Marifeli Pérez Stable “no debe perderse de vista. Existe temor a que se convierta en una estado fallido que sería aprovechado por el narcotráfico y los traficantes de personas y armas”.
Como desataca De la Grange “ese es uno de los grandes temores de Estados Unidos, que Cuba se convierta en un estado fallido que haya una explosión social lo que desencadenaría nuevos flujos migratorios, quizá descontrolados, hacia Estado Unidos”.
Malamud considera que “de momento, Cuba no es un estado fallido porque existe una presencia muy fuerte del estado cubano. Pero no se puede excluir una salida violenta. No es lo más probable pero no debe descartarse un desenlace tipo rumano”.
De todas formas, De la Grange ve muy complicado que Cuba se convierta en un Estado fallido: “es una posibilidad remota. En Cuba no hay, ni va a haber, un estado fallido sino que lo que hay un gobierno fallido, una revolución fallida, una dictadura agotada…”.

Be Sociable, Share!

2 comments for “Cuba: entre las reformas y las incertidumbres

  1. Juan Pueblo
    09/12/2010 at 7:25 pm

    QUE NOS IMPORTA CUBA!!!DEMASIADOS PROBLEMAS TENEMOS EN NUESTRO PAIS, BETO…MEJOR ENFOQUEMONOS, COMO SACAR A NUESTRO PAIS ADELANTE!!!

  2. 16/12/2010 at 1:41 pm

    En Cuba solo se necesitan ciertos ajustes, las generaciones que han nacido en la revolución saben bien lo que hay que hacer, luego de la desaparición de sus dirigentes históricos. Solo les puedo asegurar que la revolución cubana es una revolución consolidada, como lo dijo Fidel en un discurso anterior a su retiro. Eso de que cuba no tiene futuro no son mas que pendejadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.