Cuando un Hashtag es más importante que conciliar la nación. #BukeleDictador o #EstoyConBukele

Este día estuve muy ocupado con la casa, había muchas cosas pendientes y nos la pasamos haciendo arreglos por aquí, cambios por allá, limpieza, ordenamiento, etc, así que hasta muy tarde ya con un cafecito me puse a husmear en la red y al entrar a Twitter vi dos hashtags bastante curiosos.
Uno era #BukeleDictador y el otro era #EstoyConBukele
Al parecer este día explotó la molestia acumulada de mucha gente en parte por los últimos desplantes del presidente contra la corte suprema de justicia, contra la asamblea y contra todo aquel que lo cuestionara, los maltratos policiales a la población por la cuarentena, además de las dacronianas medidas tomadas por el presidente contra el Puerto de La Libertad, luego de que denunciaran un amplio movimiento comercial y comunitario, poniendo un cerco militar sobre la ciudad y prohibiendo la entrada y salida de gente.
Desde hace ya varios días se viene acusando al presidente de tomar actitudes dictatoriales, al despreciar el órden del estado de derecho y la independencia de poderes y luego de varios Hashtags dedicados a ese orden de ideas, este día fue cobrando fuerza uno que decía #BukeleDictador.
Como la red es algo muy importante para el séquito que rodea la presidencia, cuando el Hashtag en cuestión fue tomando más fuerza de la debida, accionaron su aparato «social» y lanzaron el contra Hashtag #EstoyConBukele» para contrarrestar ese inoportuno #BukeleDictador.
Como es bien sabido cuando a la red se le quiere obligar a algo, esta reacciona en forma impredecible y fue entonces cuando #BukeleDictador cobró fuerza, más fuerza de la que esperaban, entonces el pánico se desató y entre más le metían a su Hashtag, por efecto natural, más subía el otro, hasta que lograron alcanzarlo y sobrepasarlo, pero no con una diferencia del 90% o más como habitualmente sucede, sino que se mantiene casi en un 45% constante.
Esto no es realmente nada importante, ya que las tendencias en Twitter son algo muy volatil y no indican sino una fotografía puntual de un momento coyuntural, pero quizá llevó al presidente Nayib Bukele a publicar lo siguiente:

No es la primera vez que pasa, pues hace poco cuando había otro Hashtag contrario a su gestión creciendo, (que francamente no me acuerdo ni de que iba) salío peleandose con la red, diciendo que no entendía las críticas por los casos positivos en los hospitales y no sé que más.
Esto realmente me preocupa pues todo aquello que hablan de que el Presidente es un milenial mimado que no tolera que se le contradiga y que está más pendiente de las redes sociales que de su resposabilidad como mandatario parece que es cierto.
La popularidad es algo que todo mandatario pierde, conforme pasa su período en el poder, no todas las acciones que se hacen son perfectas y no todas deben ser aplaudidas y aclamadas incondicionalmente, la democracia permite señalar los errores y dar la pauta para corregirlos.
Ser presidente no otorga automáticamente capacidades omniscientes ni obliga a que el cien por ciento de la gente esté contenta, pero estar contestando tuits y peleándose en la red, en medio de una crisis sanitaria, es lo más terrible que le puede pasar le puede pasar a un país, si el pleitista es el propio presidente de la república.
Estar dando órdenes y peleando con todo mundo por la red tampoco es buena señal, eso no es tener un gobierno moderno ni mucho menos de un gobierno dictatorial, eso es tener un gobierno de niños malcriados.
Empezaron haciendo bien las cosas, la cuarentena fue implantada a tiempo, pero el Ministerio de Salud en estos momentos parece acéfalo, muchos de los trabajadores del primer nivel de atención se quejan de que no hay directivas de parte del ministro, ni de nadie, pues los maravillosos planes estratégicos se manejan en el nivel más alto y no se permean a los mandos inferiores y mucho menos a los operativos.
Todo se basa en improvisaciones, dicen estar asesorados de lo mejor de Singapur, pero no hemos visto a ninguno de esos brillantes asesores en la primera línea de contención, no tienen el personal preparado para llevar a la práctica estas brillantes estrategias, todo se queda en una maremágnum de improvisaciones y en puras entelequias.
La Asociación Nacional de Enfermeras publicó el 17 de abril una carta abierta al presidente de la república en la que manifiestan:
Su preocupación por los contagios del personal de salud, aunque saben que parte de su funcion, pero que la falta de equipo de protección personal es una de las causas directas de su contagio, lo que lleva a una alarmante situación de discriminación y estigmatización del personal de Salud y entre otras cosas le pide al presidente que:

Realice una profunda revisión y análisis en la toma de cesiciones estratégicas en esta crisis, tomando en cuenta al Colegio Médico, ANTES y a otros sectores académicos y científicos para orientar a la toma de decisiones oportunas, coherentes y efectivas, para atender esta difícil etapa.
Que ordene destinar los recursos necesarios para adquirir el equipo de protección personal que se requiere.
Y al ministro de salud le piden involucrar y tomar en cuenta la participación de los directores y jefaturas de áres claves en todo el sistema de Salud para lograr una integración efectiva de todos los recursos para actuar de forma coordinada y efectiva.
Que definan con claridad lineamientos y protocolos para enfermería, unificados para todo el Sistema de Salud, piden mayor participación de las enfermeras en los espacios de conducción y toma de cesiciones y están dispuestas a apoyar en lo que se necesite.

Es gravísimo que una gremial de salud (ANES), esté señalando las grandes deficiencias de conducción de los titulares del Ministerio de Salud, porque son ellas las que están en primera línea sin lineamientos ni protocolos claros, todo basado en improvisaciones con la mejor de las intenciones.
En lugar de estarse peleando por unos tuits en contra, el Presidente debería estar exigiendo al Ministro que los planes se lleven a la operatividad y que no queden en sus sabias cabezas, esta camisa le queda muy grande al doctor Alabi, esto lo sabemos todos, pero en el ministerio se cuenta con mucha gente preparada que la han hecho a un lado y que está dispuesta a colaborar si los dejan.

Es muy alarmante que también crecen otros Hashtags como #BukeleElHambreMata o peor aun, unos que tocan ya la parte familiar del presidente como #Gaby, #Layla, #Miami debido al fuerte rumor de que Nayib Bukele viaja constantemente a la ciudad noreteamericana a ver un tratamiento médico de su hija y que incluso ha pasado ahí los últimos ocho días, el problema es que la cantidad de Hashtag contrarios a la gestión está creciendo descontroladamente, pero como dije antes, el Trending Topic no debería preocupar a un estadista.

Be Sociable, Share!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.