Crónicas de crímenes anunciados

CRÓNICAS DE CRÍMENES ANUNCIADOS (Por Ibrahim-Radio Mochila.)
Ibrahim Mohammed “Crónicas de crímenes anunciados” (publicado días después del asesinato de los esposos Manzanares-Monjarás en Junio, 2006)

Ibrahim Mohammed
Radio Mochila

El asesinato brutal de los ancianos padres de nuestra compañera, ex-locutora y fundadora de Radio Venceremos, Mariposa, es únicamente el anuncio de la nueva etapa de consolidación en que se encuentra este régimen antidemocrático y criminal en que los Estados Unidos ha sumido a El Salvador.

Las señales las habíamos venido observando desde hace muchos meses, la más grave de ellas pudo haber sido la celebración y develación reciente de un monumento al asesino, fundador de los escuadrones de la muerte en el país, Roberto D’abbuison. Ya me parecían extrañas también las reuniones entre los presidentes de Colombia y El Salvador. Siendo estos dos los mejores alumnos de la escuela Bush, en estas reuniones pudieron haber cambiado la estrategia de utilizar sicarios en vez de sacar de nuevo a los paramilitares, al mejor estilo colombiano.

Las visitas del presidente salvadoreño a Washington, o el establecimiento de la mega embajada estadounidense en el país después de la guerra, deberían también haber sido entendidos como señales de que el enemigo nunca ha abandonado las armas en esta guerra desigual. Al contrario, ha empezado una etapa nueva, la de la aterrorización y aniquilamiento del enemigo, ya que en un mundo visto por ellos, no cabe la oposición, ni la disensión. No importa que estos sean los ingredientes necesarios para una buena democracia, porque al fin de cuentas la democracia para ellos es la mentira con la que engañan al pueblo.

Don Francisco Antonio Manzanares de 77 años, y su esposa Doña Juana Monjarás de Manzanares de 75, murieron asesinados de la manera mas brutal, por el único crimen de haber soñado un sueño revolucionario en países retrógrados, como es el de poder vivir en una sociedad con condiciones justas, dignas y humanas. En esta ideología criaron a sus hijos, algunos de quienes, también han sido asesinados por los mismos ideales.

Doña Juana, un día antes de su muerte, había sido finalmente convencida por su hija Rosa Marina (Mariposa), a que fuera a ver al medico ya que se rehusaba a hacer tiempo entre sus menesteres para cuidar mejor de su salud. Don Francisco había visitado esa misma noche, el Centro Cultural Papalut (que en Nahuatl significa Mariposa) que su hija recién había inaugurado tres semanas antes.

Extrañamente me recuerdo conversar con Rosa Marina, sobre la presencia en la inauguración del centro, de personas no invitadas, provenientes de los comerciantes más ricos de esa ciudad, que le comentaron de la excelente calidad de su Centro Cultural y Restaurante, por lo cual seria incluido, le dijeron, en las recomendaciones para los turistas extranjeros. Me pregunto si ésta no habrá sido otra de esas señales de las que hablamos al principio.

Los esposos Manzanares ya habían recibido amenazas de muerte varias veces, lo mismo que su hija Mariposa. En 1994 las autoridades locales de ese entonces, habían asesinado a su otro hijo Francisco “Paco Cutumay” Manzanares. Su crimen: las ideas revolucionarias de un mundo justo. En el pueblo de Suchitoto ya únicamente queda una Manzanares: Mariposa. Su hermana salió hace muchos años al exilio hacia Canadá durante la guerra. Por meses le hemos venido recomendando a Rosa Marina que tome las precauciones necesarias para su seguridad. Pero mi pregunta es,

¿Que podemos hacer nosotros, sus amigos y los correligionarios del mundo entero que buscan como esa familia, la libertad de sus pueblos?

¿Que podemos hacer para proteger a los que se quedaron en nuestros países, a continuar las luchas que nosotros algún día abandonamos?

Para no terminar únicamente con preguntas, me tomaré la libertad de sugerir que uno de los requisitos principales para combatir esta nueva ola de violencia, es que empecemos a adiestrar a nuestra gente en “la conservación de la escena del crimen”, y que comencemos a crear una base de datos con nombres, fechas de nacimiento, fotografías y cualquier material que identifique a los criminales que deambulan por nuestros pueblos y ciudades; todos aquellos que gozan ahora de impunidad gracias a las leyes de amnistía que se otorgaron ellos mismos. Los argentinos ya pudieron revocar esas leyes y hoy mismo están empezando a enjuiciar a unos cuantos de sus opresores. Algún día llegara en que nosotros podamos también, presentar pruebas y evidencia ante un jurado, y enjuiciar a estos criminales.

Debemos también tomar muy en serio la concientización del pueblo en general sobre quien es el enemigo. No creo que todos los engañados por las campañas publicitarias del partido ARENA, estén de acuerdo con las tácticas criminales que usan sus correligionarios. Muchos de ellos están allí únicamente porque su patrón se los exige y ese sueldo miserable es todo con lo que tienen para sobrevivir.

Pero mas importante aún, es que al igual que en los años sesentas y setentas, de nuevo se estan cerrando los espacios para hacernos escuchar sin ser violentados. El pueblo se nos muere de hambre y miseria.

¿Necesitaremos de nuevo armarnos y defendernos violentamente?

Será esta una trampa que los dirigentes en la embajada están preparando, para hacernos reaccionar y tener excusas con que aniquilarnos?

Preguntas. Nada más

Be Sociable, Share!

1 comment for “Crónicas de crímenes anunciados

  1. pacohuezo
    02/05/2014 at 9:08 pm

    Ibrahin, e venido leyendo sobre este caso en este blog y no se si a mariposa también la mataron, pero el punto es; todos los que tenemos motivos para denunciar y perseguir a estas bestias exigimos justicia pero el problema es que ni a los funcionarios de este gobierno que tanto se lucho para tenerlo les interesan ya estas cosas aunque sean de ex-combatientes que dieron su vida por llevarlos al poder pues esto solo les causaría algunas dificultades en el disfrute de su nueva y pobre vida pero me imagino que algún poder tendrás para exigir al nuevo presidente que reabra el caso o que inicie una verdadera investigación no solo en este caso si no en todos los que sea necesario.
    Te acompaño aunque sea moralmente en tu cruzada exigiendo justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.