Como ir de Gilbert Bécaud, pasando por Ivo Príamo, ARENA, hasta llegar a Nayib

Un joven francés que había estudiado piano en el Conservatorio de Niza recorría los bares y restaurantes de París en compañía de su madre buscando trabajo de músico y se presentó a un Piano-Bar en donde querían contratar, precisamente un buen pianista, el muchacho logró la audición y el dueño del lugar quedó muy impresionado por la calidad interpretativa del joven pero le dijo que no era posible que tocara ya que por etiqueta, el lugar exigía el uso de corbata y él no llevaba en su atuendo dicha prenda, su madre que iba vestida con un vestido azul con puntos blancos, deshizo el ruedo de su falda y le confeccionó una corbata improvisada al chico, que al estar vestido “adecuadamente” se le permitió tocar y contratarlo inmediatamente.

Años después Gilbert Bécaud, que era el nombre del joven, convertido en el consagrado compositor y cantante francés, contaba esta anécdota para ilustrar el porqué él usaba siempre una corbata azul con puntos blanco.

Esta característica prenda del cantautor y toda una vida de anécdotas que giraban en torno al músico,  llevó incluso a titular un recientemente lanzado libro de Sergio Ried Anguita, así “La Corbata de Gilbert Bécaud y otros cuentos”.

Una de sus canciones más famosas es “Et Maintenant”, una magistral pieza que yo escuchaba embelesado… esperando las extras de películas en las viejas salas de cine de San Salvador, cuando el inicio de función era antecedido por una serie de “canciones selectas de todos los tiempos”, como lo hacían también los canales de televisión al enviar la señal piloto que anunciaba la próxima tanda de emisión, triste forma de contacto con la hermosa canción ya que no era precisamente una pieza preferida en nuestras guapachosas radios locales, sin embargo la pude ver en alguna ocasión interpretada por diversos cantantes en los programas de variedades musicales que de cuando en cuando transmitían por televisión.

Hasta años después tuve acceso a la letra y a una traducción al español lo que hizo que dicha canción me gustara aún más, sin embargo permaneció olvidada entre mis recuerdos hasta que hoy leyendo a don Ivo Príamo Alvarenga, veo que hace nostálgicas referencias a la pieza musical y a su profundo significado para toda una generación de franceses y jóvenes rebeldes sesenteros entre los que imagino estaba él incluido.

En su artículo utiliza la letra de la canción como lanzador del dilema existencial que se ha planteado en torno al conteo de votos en algo que como ya mencionara yo en otro post era un desastre anunciado.

 

http://www.laprensagrafica.com/2015/03/11/e-maintenant

“¿Qué se ha de tal manera despedazado entre nosotros para merecer esa angustiosa interrogante? Lo más dañado es, realmente, la credibilidad de los mecanismos electorales, derruida en “bits of clay”. Inculpaciones van, inculpaciones vienen, pasan por el mar de escombros y no se detienen; o si; se remansan, acampan, en las cabezas del TSE, otean dónde más posarse y debieran hacerlo en la Asamblea. “

 

Pero luego parece que presa del pánico se deja llevar por delirios islamofóbicos con el candidato que obviamente no es de su agrado con lo que su artículo parece desvariar y quedarse en un mar de dudas tal como la entrañable canción pregunta, desde su torre mira conmovido como arde Troya y no puede hacer nada por ella.

“¿Y ahora qué con una pica musulmana clavada en el poder político? Podría fomentarse la inmigración masiva, hasta lograr mayoría electoral en algunos municipios, como en Estados Unidos, Holanda y otros países, ahora arrepentidos de haberlos acogido como a los inmigrantes que, por oleadas, recibieron en otros tiempos.”

¿Será así el sentimiento de impotencia generalizado en los detractores del joven nuevo alcalde de San Salvador? me pregunté sin acabar de entender los párrafos referentes a la tal señora Noelia Zavaleta, hasta que indagando un poco más pude encontrar un artículo anterior del señor Alvarenga en el que declara los temores que siente por el alcalde efemelenista y aclara su relación epistolar con la señora Zavaleta.

http://www.laprensagrafica.com/2015/03/04/tariq-ibn-nayib
Con Nayib empieza la conquista musulmana de El Salvador. Como en España, irá acompañada de progresos en las clases trabajadores, allá convertidos en óptimos ceramistas, excelentes labradores o grandes constructores; aquí ojalá en trabajadores, a secas, no más desocupados. Pero como en la Madre Patria, el cristianismo no se dejará sobrepujar por su milenario implacable rival.

 

En lo más granado de la trollería ultraizquierdista con crueles vituperios lo acusan de pluma vendida, al igual que a otros colegas suyos que no disfrutan de un tranquilo exilio en tierras europeas, a pesar de ser paisanos de esas mismas tierras, pero aún si fuera cierto y efectivamente recibieran estipendios por sus letras, se me hace difícil creer que don Ivo Príamo sinceramente tenga esos resquemores religiosos y que sean suficiente argumento para descalificar al emergente político, a menos claro está, que el mito conspiratorio del choque de civilizaciones haya sido uno de los mecanismos de manipulación mediática.

Sin embargo el título del artículo que me hace escribir estas líneas está muy acertado para describir el actual “zeitgeist” arenero Et Maintenant? (¿Y ahora…?)

Be Sociable, Share!

4 comments for “Como ir de Gilbert Bécaud, pasando por Ivo Príamo, ARENA, hasta llegar a Nayib

  1. Rafael
    12/03/2015 at 11:03 am

    ¡Excelente artículo!. Yo soy uno de los que escribí comentarios a Ivo Priamo, sin necesidad de llegar a ultrajes; pero sí, enérgicos ante toda la ponzoña que destilaba contra Nayib.
    Lo que ahora me alegra es que tantas letras utilizadas y tanto espacio concedido por LPG a Ivo, no sirvieron para nada.
    Lo extraño es, que personas como Alvarenga nos engañan, o nos hacen creer que tienen algún grado de inteligencia; lo cual no es cierto; mas bien, dejan al descubierto que tal como el western spaguetti “por unos dólares mas”, son capaces de vender su alma al diablo.
    Triste final para un plumífero vendido.

    • Rentel
      12/03/2015 at 12:57 pm

      El estúpido de Ivo Príamo Alvarenga puso en su título: E Maintenant?

  2. pacohuezo
    12/03/2015 at 7:00 pm

    Pienso yo que todos estos plumiferos como el Galeas que trabaja para el periódico asesino reflejan la cultura general que manejan que por supuesto es producto de la educación de antaño y no tiene nada que ver con la dotación intelectual, lo que pasa es que ellos parafrasean o citan un autor y con eso nos quieren hacer creer que son intelectuales o peor escritores, acuérdense que este señor se puso al servicio de Funes y no logro nada y hoy que ve posibilidades de que la derecha retome el poder se esta poniendo al servicio de ellos y no tiene nada de malo cualquiera lo hace, lo que no se le puede perdonar que nos crea tan pendejos queriendo favorecer a la derecha por el miedo religioso; se le olvida que la derecha ya lo intento y no le funciono y asesino a tanto religioso incluido nuestro San Romero de los pobres y tampoco le funciono.
    post: cupuleros todavía esperamos justicia para esto mártires.

  3. Ruperto
    13/03/2015 at 10:28 am

    Triste es llegar al ocaso de la vida y toparse ante semejante encrucijada, es como haber caminado y caminado, llegando al filo del desfallecimiento al borde de un precipicio y sin fuerzas para desandar el camino.
    El dilema de Ivo Príamo Alvarenga es precisamente el dilema de Judas Iscariote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.