Beatificación de Monseñor Romero

Desde el viernes 22 de mayo la algarabía se dejaba sentir sobre San Salvador, por la tarde una inmensa procesión de gente salió de catedral y se dirigió a la zona del monumento al Salvador del Mundo para pernoctar y aún bajo la fuerte lluvia que azotó la capital, la población iniciaba su peregrinación y la fiesta de la beatificación.
El sábado 23 desde tempranas horas la gente llegaba desde diversos puntos del país: mejicanos, centroamericanos, suramericanos, europeos y asiáticos se veían por doquier, algunos en delegaciones de país, otros por su cuenta pero todos con un objetivo común, participar en la Beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, San Romero de América como lo bautizara Pedro Casaldiga.
El honorable Hunnapuh’s Investigatorum Perseculorum Tremens se hizo presente y cámara en mano nos dispusimos a captar los diversos momentos de esta fiesta nacional.
En medio de la valla formada por un grupo de asoleados y cansados pero persistentes Scouts, pasó el desfile de los seminaristas luego de los mas de mil sacerdotes nacionales y extranjeros, algunas personalidades de la farándula política, los cardenales, el enviado especial del papa Francisco, el cardenal Angelo Amato e invitados especiales algunos vitoreando a monseñor Romero, otros callados ante la rechifla del público asistente, pancartas ondeando con imágenes del obispo mártir, con alusiones a sus asesinos, vendedores ofreciendo una infinidad de artículos alusivos a Monseñor y un pueblo volcado en las calles aledañas a la plaza del Salvador del Mundo.
Quisimos desplazarnos hacia el frente del templete pero desde donde estábamos fue literalmente imposible, solo alcanzamos a tomar algunas fotografías de la multitud y nos conformamos con captar las imágenes del desfile de personalidades.
Vivimos la emoción del Halo Solar que se mostró sobre San Salvador al momento de la ceremonia de beatificación que fue interpretado por muchos como un milagro, independientemente de la explicación científica del fenómeno, porque en medio del pueblo se sentía vibrar la emoción en cada paso de la ceremonia.
Jorge Velado y Roberto D’abuisson pasaron rápidamente a la entrada y la salida, en medio de rechifla y algunos insultos del público, el alcalde Bukele se robó la atención de las asistentes, curiosamente logramos capturar el momento en que una señora le pedía al cardenal Amato una firma y para mi sorpresa resultó ser Vanda Pignato que fue abordada por la gente para tomarse algunas “selfies”, a lo que ella gentilmente accedió, creando un pequeño caos en medio de la valla de salida.
Es de notar que el cariño que se le tiene contrasta con los sentimientos mostrados hacia otras personas que asistieron.
Logramos obtener imágenes de personalidades religiosas y políticas, así como estampas del evento desde la zona en que nos tocó estar.
Alguien en Twiter mencionó algo así como que una cerveza bien helada, une más a los salvadoreños que #Romero a lo que repliqué que no podía hacer nada contra su odio, así como él no podía hacer nada contra la alegría inmensa de un pueblo, posteriormente me respondió que la imagen de monseñor Romero debería unir al pueblo pero no se está usando así, sin embargo la alegría que pudimos palpar en carne propia es muestra de que es posible que Monseñor Romero se convierta en un símbolo de unión, y pese al cansancio que suponía estar presente, lo hicimos. porque hay eventos a los que no se puede faltar y para su servidor que estuvo en el año ochenta en medio del caos que fue su entierro, estar en su ceremonia de beatificación tiene un profundo significado.
Porque por más que despotriquen contra su persona, la iglesia, el pueblo, el mundo entero ha reivindicado la imagen de Monseñor Romero como un hombre de bien, un pastor entregado a su rebaño y a su mensaje estrictamente cristiano, así como el mensaje que sus asesinos dejaron es una auténtica manifestación del mal.

 

Dejamos algunas imágenes en este Slider y algunos ejemplos que pueden ampliar en el álbum de Photobucket.

 photo P5237040.jpg  photo P5237042.jpg  photo P5237060.jpg  photo P5237077.jpg  photo P5237083.jpg  photo P5237084.jpg  photo P5237085.jpg  photo P5237086.jpg  photo P5237087.jpg  photo P5237088.jpg  photo P5237089.jpg  photo P5237090.jpg  photo P5237091.jpg  photo P5237092.jpg  photo P5237099.jpg  photo P5237105.jpg  photo P5237106.jpg  photo P5237124.jpg  photo P5237126.jpg  photo P5237128.jpg  photo P5237129.jpg  photo P5237130.jpg  photo P5237131.jpg  photo P5237132.jpg  photo P5237134.jpg  photo P5237136.jpg  photo P5237143.jpg  photo P5237144.jpg  photo P5237147.jpg  photo P5237148.jpg  photo P5237149.jpg  photo P5237151.jpg  photo P5237152.jpg  photo P5237155.jpg  photo P5237156.jpg  photo P5237157.jpg  photo P5237163.jpg  photo P5237165.jpg  photo P5237166.jpg  photo P5237167.jpg  photo P5237172.jpg  photo P5237184.jpg  photo P5237185.jpg  photo P5237186.jpg  photo P5237187.jpg  photo P5237211.jpg  photo P5237214.jpg  photo P5237215.jpg  photo P5237226.jpg  photo P5237228.jpg  photo P5237230.jpg  photo P5237233.jpg  photo P5237235.jpg  photo P5237238.jpg  photo P5237239.jpg  photo P5237242.jpg  photo P5237243.jpg  photo P5237250.jpg  photo P5237255.jpg  photo P5237256.jpg  photo P5237257.jpg

Be Sociable, Share!

2 comments for “Beatificación de Monseñor Romero

  1. Gris
    26/05/2015 at 8:01 am

    Que buenas fotografías mi estimado Hunna, son un valioso testimonio de un capítulo grande en la historia salvadoreña

  2. Jorge
    26/05/2015 at 4:55 pm

    Bonitas fotos, estabas en un buen lugar para captar a los que asistían pero al parecer no pudiste llegar al frente del templete en donde también estaban pasando cosas muy interesantes.

    Gracias por las fotos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.