ARENA y FMLN ya tienen candidatos presidenciales

Al inicio de esta semana ARENA ha oficializado su candidato a la presidencia. La designación de Norman Quijano no pareciera una sorpresa para muchos, a pesar de las dudas de importantes grupos de poder económico sobre la conveniencia de su figura, quienes al parecer han tenido que tragar sapos sin aturrar la cara. Ahora solo es de esperar su Congreso Nacional donde será ratificado sin problemas.

Con esta designación, los dos partidos con mayor caudal de votos (ARENA y FMLN) cuentan ya con su candidato, en ambos casos, pendiente de ser ratificado por su máximo organismo de dirección partidaria.

A pesar que ambos partidos ocupan los extremos del espectro político salvadoreño y que parecieran “Agua y aceite”, en el fondo su metodología de acción política es muy similar. Veamos los parecidos.

Ambos institutos políticos se han preocupado de elegir pronto a la figura que encabezará su fórmula presidencial. En ambos casos los candidatos han sido electos por una reducida argolla, que controla los aparatos partidarios por encima de sus organismos formales de dirección. En el caso del FMLN es de todos conocido la existencia de un triunvirato denominado troica, integrado por tres personajes, que son quienes realmente decidieron la candidatura de Salvador Sánchez Cerén. Su candidatura fue impuesta a la misma Comisión Política, que luego pasó a imponerla al resto de la estructura partidaria.

En el CASO de ARENA también fue público el nombramiento de un Petit Comité integrado mayoritariamente por los tres ex presidentes, que fue quien designó a Norman Quijano. En ambos casos ni siquiera se permitió la existencia de candidaturas adicionales, que les hubiesen servido para dar la imagen que estaban escogiendo entre un grupo concreto de aspirantes.

Ambos candidatos, designados de similar manera, esperan sus respectivos congresos nacionales donde serán aclamados y ratificados. Estos eventos serán espectáculos de masas donde cientos o miles de miembros de estos partidos llegarán a aplaudir a su “futuro Presidente de la República”, avalando y legalizando la decisión tomada por la argolla de poder. Los congresos de ambos partidos pierden su carácter de instancias de decisiones nacionales estratégicas para convertirse en una masa de escaso pensamiento político que solo avala en forma acrítica lo que reducidos grupos piensan y deciden.

Otra coincidencia importante, es que ambos candidatos vienen de una larga y fiel militancia en sus respectivos institutos políticos. Ambos son connotados e indiscutibles militantes partidarios. Ambos pertenecen a lo que popularmente se conoce como “Pura Sangre”. Pareciera que para las dos argollas de poder, lo más importante ha sido la fidelidad a los intereses partidarios, por encima de la capacidad o la idoneidad para ocupar el cargo.

Otro elemento en común para ambos partidos, es la ausencia de programas de gobierno que le den sustento a la próxima contienda electoral. Los dos partidos tienen la figura, pero carecen de un paquete serio de propuestas de soluciones a los graves y estructurales problemas que padece la sociedad salvadoreña. Tienen candidatos sin contenidos. Ninguno de los dos paridos tiene una propuesta seria de cómo enfrentar el impacto de la crisis económica mundial, tampoco tienen propuestas de cómo enfrentar la reactivación de nuestra economía en el contexto de crisis, volviéndola productiva y generadora de empleo. Ninguno tiene ideas serias de cómo enfrentar la grave situación delincuencial que padecemos. No han presentado una propuesta seria de reformas al sistema político salvadoreño para el desarrollo de la democracia y el fortalecimiento de la institucionalidad.

Muchos sostienen (lamentablemente con razón) que los programas de gobierno no ganan elecciones. Por ello son únicamente una especie de coreografía que puede servir de telón de fondo al candidato. Esto nos lleva a campañas electorales vacías de contenidos; campañas de promesas superficiales y vagas, que nunca son implementadas cuando se llega al gobierno. La publicidad electoral pierde todo su carácter cívico y educativo y se convierte en una fábrica de sueños para adormecer al electorado y lograr de esta manera su voto.

Por ello, todo indica que vamos hacia una contienda electoral poco edificante, con candidatos fieles a sus partidos y con escasa visión de país. Una campaña que se polarizará en una confrontación estéril que costará decenas de millones de dólares en un país empobrecido.

Solo el voto del ciudadano consciente y crítico puede hacer cambiar la situación. La labor de generar conciencia ciudadana, sobre los deberes cívicos y la responsabilidad que recae sobre nosotros en el momento de votar, puede hacer la diferencia. Esa es una de las grandes tareas pendientes a la que debemos avocarnos todos los que presumimos de tener conciencia social, pero hay que comenzar ya.

Ayutuxtepeque, jueves, 23 de agosto de 2012.

Be Sociable, Share!

4 comments for “ARENA y FMLN ya tienen candidatos presidenciales

  1. Juan D.
    23/08/2012 at 12:56 pm

    Umm, ¿voto consciente y crítico con este par de candidatos? ¿o con Saca?, como caer del fuego a las brazas, casi es mejor ir a votar nulo o no votar.
    Nos cansaremos de esperar un candidato decente.

  2. edu
    23/08/2012 at 1:49 pm

    Si los unicos ganadores, van a ser los medios de desinformacion, sirviendo de plataforma para que los candidatos se lancen entre sí, toda la basura tóxica del otro.

  3. Rentel
    23/08/2012 at 6:21 pm

    Es demasiado prematuro pretender que yá, los candidatos tengan planes o ideas para enfrentar la delincuencia, o que presenten reformas al sistema politico cuando ni siquiera han sido ratificados. No obstante, Norman Quijano enpieza a «sacar a luz» cuáles serían sus prioridades en caso de llegar a la Casona. Entre ellas está quitar los zapatos, uniformes. Utiles y merienda a los niños escolares a cambio de meterlos de lleno a la tecnología informática con el suministro de computadoras. Me imagino que daría una a cada alumno/a, además de los paquetes utilitarios y conexión a internet, pues por lo contrario de nada servirían si no van incluidos todos estos elementos. Bueno. Con zapatos rotos, sin uniformes, sin cuadernos y con hambre, pero con una laptop bajo el brazo. Parece que seguiremos recibiendo promesas que nunca se cumplen como todas las que hizo al llegar a la Alcaldía: Bóvedas, mercados, luz led, palacio municipal, metrobús, parques en las quebradas, etc. A cambio ha estado la colocación de chorritos, espejitos, lucecitas de colores en las plazas, mariachis, platos de arroz y huacaladas de atol shuco, etc. pero qué le vamos a hacer si eso es lo que a la gente le gusta.
    En cuanto al profesor Cerén, pues parece que la tendrá difícil por la estigmatización que pesa sobre él y que la derecha se encargará de utilizar en su contra. Sin embargo, podría tener alguna ventaja considerando que es bien visto como una persona honesta, buen esposo y padre de familia y durante su permanencia en el MINED fué bien evaluado por la opinión pública.
    De lo que sí como ciudadanos debemos estar pendientes, es de los excesivos gastos que utilizará Quijano en su campaña: algo que no será muy difícil considerando que en la Corte de Cuentas hay gente de GANA, partido al cual Quijano ha vilipendiado «sin misericordia».

  4. O.DIAZ
    23/08/2012 at 10:44 pm

    No seamos inocentes como puede combatir la delincuecia el sacamuelas de Quijano y de asesor tiene al POLECIA,cuando los areneros estan involucrados en el trafico de coca,no se acuerdan los diputados en Guatemala) no puede desapareser al partido ARENA. Quiere quitarles los zapatos y el uniforme a los sipotes,el vaso leche,el paquete escolar,donde esta el humanismo,para comenzar ya la cago! a lo mejor quiere privatizar la educacion,exprimir al pueblo,lo mejor es que dejo de ser Alcalde, es lo unico que me alegra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.