Anastasio Aquino en la FMO

Excelente y muy interesante aportación de un amigo que nos colabora habitualmente en el blog:

Por: Francisco Quintanilla

AnastasioAquino En el año de 1833 Anastasio Aquino el estandarte de la resistencia indígena cuscatleca fue fusilado y posteriormente su cuerpo mutilado y decapitado por ejército nacional que como siempre ha representado los intereses de la oligarquía, poniendo su cabeza sobre la punta de un palo en la entrada de lo constituía en esa época la región de los Nonualcos, para atemorizar a los nativos nonualcos de qué les esperaría a todos aquellos que resistieran, cuestionaran y combatieran a la oligarquía, sin embargo la oligarquía y su ejército no se percataron que lo único que habían asesinado fue el cuerpo del rey, del cacique de los nonualcos más no su espíritu, espíritu que se siguió y sigue manifestándose y realizando en cada gesta histórica que el pueblo cuscatleco ha impulsado en cada momento del proceso histórico de su transformación.

Ese espíritu se manifestó por ejemplo en el levantamiento de 1932, en la huelga de los brazos caídos de 1944, en la guerra civil de la década de los 80 y que ya experimentaba sus albores en la década de los 70, y se sigue manifestando en las actuales luchas reivindicativas de la clase obrera y trabajadora en general ante la sordera y ceguera del actual gobierno falsamente de izquierda, se ha manifestado también en todas las luchas externas como internas que la UES ha realizado e impulsado para contribuir o a que la sociedad sea más justa o para que la misma universidad sufra un seria transformación que le permita incidir efectiva y comprometidamente con y en la sociedad salvadoreña.

Ese espíritu de Anastasio, combativo y de alta resistencia hizo su presencia en las elecciones de los diversos órganos de gobierno, realizadas en el mes de septiembre del presente año en la Facultad Multidisciplinaria de Occidente, elecciones donde se realizó un enfrentamiento entre los sujetos de la historia y los sujetos históricos universitarios.

Los primeros sujetos encarnados en una estructura hecha para posibilitar el continuismo no sólo del poder de la imposición, sino que también el poder de la maldad, del chantaje como herramienta básica de la corruptividad y de la perversión de conciencias, de voluntades y por lo tanto de la dominación más vil de la dignidad humana individual y de la dignidad de toda la FMO.

Los segundos sujetos, los sujetos históricos universitarios, herederos del espíritu combativo de Anastasio Aquino, armados de valor y de valentía, de la inteligencia clara y comprometida, decidieron como el ejército de resistencia de Aquino o incluso como los trescientos de Espartaco, enfrentar a los sujetos de la historia, armados con las herramientas de la integridad y de la desideologización.

La integridad que es un poder que se consolida y es movido desde el interior del sujeto individual y grupal, es un poder que por el hecho de no estar condicionado a ningún tipo de chantaje, es más fuerte que cualquier otro tipo de poder.

La desideologización que es una herramienta que le permite al sujeto individual y grupal quitarse el velo que les tapaba los ojos y al mismo tiempo quitarles el velo a los demás, velo que no les había permitido ver la realidad en su justa dimensión, que no les había permitido pasar de la apariencia a la esencia de la cruda y nuda realidad de esta Facultad.

Por lo tanto, la integridad les sirvió y les sirve a los sujetos históricos universitarios defenderse de los encantos encantadores de la corrupción que pretendió a lo largo de ocho largos años doblegar y comprar conciencias mediante el chantaje; la desideologización les sirvió y les servirá para destapar realidades, porque sólo la verdad puede procurar los cimientos de la libertad y la realización de la esencia y misión de ésta tan mancillada casa de estudios.

Pero el triunfo en las pasadas inmediatas elecciones en la Facultad Multidisciplinaria de Occidente, es y ha sido un paso en la construcción de una casa de estudios digna y dignificante, el sujeto histórico universitario conformado por administrativos, profesores y sobre todo por estudiantes debe de emprender con claridad y con valentía todos los cambios que urgentemente se tienen que emprender, ya que el trabajo que espera es mucho más difícil y complicado que el haber ganado las elecciones.

El sujeto histórico universitario debe tener claridad de que para construir una Facultad digna y dignificante es imposible hacerlo sobre la base de la estructura actual de esta Facultad, estructura que le fue legada por las todavía autoridades de esta casa de estudios en sus ocho larguísimos años de “gobierno”, que es una estructura hecha para imposibilitar el desarrollo científico y académico. Por lo tanto, el montaje de una nueva estructura debe de comenzar por el desmontaje de la estructura actual, que como ya se dijo está hecha para impedir el desarrollo científico y académico de esta casa de estudios.

El no desmontaje de tal estructura imposibilitará cualquier cambio sustancial de esta Facultad, como también estará actuando para obstaculizar cualquier buena gestión de las nuevas autoridades, de tal forma que les permita recuperar el poder en el 2015.

El sujeto histórico universitario debe presionar por que se realice como uno de los tantos actos desideologizadores una auditoria de la gestión actual, y cuyos resultados deben de ser publicados, proceso que también contribuirá a tener más claridad del desmontaje de la actual estructura.

El trabajo comprometido del sujeto histórico debe de llevarlo a fortalecer su organización por muchas razones o para muchas cosas, una de ellas es para presionar a las nuevas autoridades a que cumplan todo lo que prometieron en su campaña electoral, otra sería para acompañar y apoyar a las nuevas autoridades en el desmontaje de la estructura actual de la facultad y la construcción de una nueva estructura, una tercera sería la de impulsar evaluaciones periódicas de la nueva gestión para fortalecer las acciones buenas, corregir y superar los errores que se puedan ir cometiendo.

El trabajo que espera al sujeto histórico universitario como se puede ver es grande, pero urgente y necesario si se quiere legar a las futuras generaciones una Facultad que responda científica y comprometidamente a la exigencias del pueblo salvadoreño y sobre todo a las de las mayorías más excluidas de este país.

PORQUE LUCHAR SIGNIFICA VIVIR Y VIVIR SIGNIFICA LUCHAR, TODOS A LUCHAR POR LA TRANFORMACION REAL DE ESTA CASA DE ESTUDIOS SUPERIORES.

Santa Ana, 30 de septiembre de 2011.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.